La rumana Simona Halep, número 2 del ranking mundial, conquistó el Masters 1000 de Roma por primera vez en su carrera, después de que la checa Karolina Pliskova, vigente campeona, se retirara por lesión cuando iba perdiendo por 6-0 y 2-1 tras apenas 31 minutos.

Halep se hizo con el 22º título de su carrera y el tercero del año, tras Dubai y Praga, en un partido en el que Pliskova intentó competir, antes de rendirse por unos problemas en la espalda y en el muslo izquierdo.

La rumana, que eliminó este domingo a al española Garbiñe Muguruza en las semifinales, prolongó a catorce su racha de partidos ganados consecutivos en esta temporada.

Arrancó como un tiro Halep, que había perdido las dos finales anteriormente alcanzadas ante la ucraniana Elina Svitolina, y se hizo en apenas veinte minutos con el primer set con un contundente e inapelable 6-0.

La rumana, que pese a tener precedentes favorables ante Pliskova había perdido los últimos dos partidos, en Miami y en las Finales WTA, y también el último duelo en polvo de ladrillo, que se remontaba a Madrid 2018, tenía feroces motivaciones y lo demostró en el único momento en el que su rival podía meterse en el partido.

Internazionali Bnl on Twitter

 

Luego de perder su servicio en el tercer game del segundo set, la checa se acercó a la red y comunicó al juez su decisión de retirarse. Felicitó a Halep y rompió a llorar sentada en su banco, decepcionada por no poder defender su corona en el Foro Itálico, donde el año pasado había doblegado a la británica Johanna Konta.

Con una racha de catorce victorias consecutivas, Halep llegará con el pleno de confianza al Roland Garros, torneo que conquistó en 2018.

wta on Twitter

 

"Sé que es muy duro no terminar un torneo cuando llegas a la final, espero que te recuperes pronto y que podamos jugar otra final, quizás en París", dijo Halep a Pliskova antes de recoger su trofeo de campeona.

"Por fin después de dos finales pude triunfar, me encanta este torneo", agregó.

Internazionali Bnl on Twitter