El presidente de la FIFA, el ítalo-suizo Gianni Infantino, quiso "viajar en vuelo privado" a la Argentina para despedir a Diego Maradona en su velorio, pero los "tiempos" del cortejo fúnebre, que según lo resuelto por la familia se extendería hasta las 16, "impidieron que concrete su viaje", según confirmaron fuentes oficiales.

Tras conocerse la noticia sobre el deceso del astro del fútbol mundial, Infantino calificó el día de ayer como "un día increíblemente triste" por la perdida de alguien que hizo algo "único" por el fútbol y que merece "gratitud eterna".

FIFA.com on Twitter

 

"Hoy es un día increíblemente triste. Nuestro Diego nos ha dejado. Nuestros corazones, los de todos quienes lo queríamos por lo que era y por lo que representaba, han dejado de latir por un instante. Nuestro silencio, nuestras lágrimas, nuestro dolor es lo único que sentimos en este momento", señaló ayer Infantino en la web de FIFA.

"Siempre lo dije y lo repito ahora, más convencido que nunca: lo que Diego ha hecho por el fútbol, para que todos nosotros nos enamoremos del deporte rey, es único", sostuvo, según reprodujo la agencia alemana de noticias DPA.

"Es, tal como él, simplemente inmenso. Diego merece nuestra gratitud eterna por habernos maravillado con su talento increíble y sí, por haber sido único e inimitable: por haber sido Diego Armando Maradona, una leyenda, un héroe y un hombre", añadió Infantino.