(De la Redacción de DOBLE AMARILLA) En una jornada muy movilizante, el Nantes volvió a su estadio y luego de conocerse la confirmación de que el cuerpo encontrado en las profundidades del Canal de la Mancha era el de Emiliano Sala, las manifestaciones de amor y afecto fueron muchas. Un gran mosaico con el número 9, las camisetas negras con su nombre, los gritos que llevaban su nombre y las flores amarillas afuera del estadio fueron algunas de las manifestaciones que protagonizaron hinchas y jugadores, incluso, hasta los rivales.