(De la Redacción de DOBLE AMARILLA) Rafael Di Zeo estuvo presente en Mendoza. El violento ingresó al estacionamiento del Estadio Malvinas Argentinas en un micro que transportaba miembros de la barrabrava de Boca.

Luego de pasar por los controles de Tribuna Segura, los hinchas, doce con restricción, fueron sacados de las inmediaciones por la Policía de Mendoza. Además, se les labró actuaciones.

No es la primera vez que Di Zeo se apersona en los alrededores de un estadio para un partido de Boca en el último tiempo: estuvo en las afueras del José María Minella de Mar del Plata para ver el encuentro con Estudiantes de Río Cuarto por Copa Argentina. A su vez, fue deportado de Bogotá, Colombia, cuando viajó a Ibague para ver el choque de Libertadores ante Deportes Tolima.

La casualidad no tiene nada que ver con la movida de Di Zeo: son varios los que creen que el barra se acerca a los estadios para desafiar a las autoridades. También se menciona que lo hace para seguir de cerca el negocio de "La Doce", el cual se resiste a perder a pesar del derecho de admisión que pesa sobre él.