En la madrugada de este martes fueron desarticuladas dos fiestas clandestinas que habían sido denunciadas en Quilmes. Asistieron 28 personas (algunos serían jugadores del Cervecero), se secuestraron bebidas alcohólicas y droga. Ocurrió en Barrio Parque Calchaquí y la quinta involucrada sería de un futbolista que se desempeñaría en Europa.

 

 

El procedimiento se llevó a cabo en el marco del cumplimiento de la normativa que restringe la nocturnidad y las reuniones sociales para evitar situaciones de contagio ante la pandemia de COVID-19. Estuvieron a cargo la Agencia de Fiscalización y Control Comunal (AFyCC de Quilmes), la Dirección de Nocturnidad, las áreas de Tránsito y Patrulla Urbana, junto al personal policial de la Comisaría Primera y de la Novena.

En una de las habitaciones se halló un equipo de sonido armado al estilo DJ y bebidas alcohólicas. La Policía también halló drogas de estilo sintético, éxtasis, anfetaminas y cristal, según consigna Hecho en Quilmes. Se realizó un acta de infracción y se aprehendió al organizador del encuentro ilegal.