(De la Redacción de DOBLE AMARILLA) Nadie puede afirmar dónde será la final de la Copa Libertadores. Hoy por hoy, pese a que las autoridades del gobierno de Chile ratificaron que el país está en condiciones de organizar el partido entre Flamengo y River, lo cierto es que la crisis social no cesa. Y así lo han dejado claro en el país vecino, donde llamaron a una movilización para el próximo 23 de noviembre.

¿Cuál es la intención? La idea del grupo de chilenos que llamó a realizar la protesta es evitar que se dirima el título continental entre brasileños y argentinos en Santiago de Chile. Por eso, convocaron personas para que se sumen a la movilización a través de las redes sociales.

 

 

Por ahora, Conmebol mantiene a Santiago como sede de la primera final única de la historia de la Libertadores. Como todo indica que los conflictos no se disiparán pronto, la Confederación ya tiene Asunción (Paraguay) como alternativa. Mientras tanto, el reloj sigue avanzando y el tiempo para la definición del certamen continental se continúa achicando...