Agustín Álvarez, mediocampista de Godoy Cruz, habló en exclusiva con Doble Amarilla tras sumarse a una campaña de donación de plasma. El volante de 19 años, que estuvo contagiado de coronavirus, decidió donar junto a Agustín Manzur y Valentín Burgoa -también infectados- tras obtener el alta.

 

Club Godoy Cruz on Twitter

 

"Fue por iniciativa de las dos partes, del club y nuestra. Una vez que nos recuperamos, le preguntamos al doctor si lo podíamos hacer y dijo que sí, que estábamos en condiciones", le dijo a este portal. Y agregó: "Por suerte, el coronavirus no me pegó fuerte. Tuve fiebre algunos días y sigo sin olfato, pero nada más".

 

- DOBLE AMARILLA: ¿Cómo se dio su adhesión a la campaña para donar plasma?

- AGUSTÍN ÁLVAREZ: Fue por iniciativa de las dos partes, del club y nuestra. Una vez que nos recuperamos, le preguntamos al doctor si lo podíamos hacer y dijo que sí, que estábamos en condiciones. Hablamos con el encargado de prensa, Mauricio, y vimos si podíamos hacer la foto y nos dijo dónde teníamos que ir a donar. Nos organizamos con Agustín (Manzur) y Valentín (Burgoa) y nos pusimos de acuerdo para hacerlo.

- DA: ¿Cómo es el procedimiento?

- AA: Fuimos al laboratorio y nos hicieron preguntas, principalmente para ver si no teníamos alguna otra enfermedad. Dio todo bien, pero todavía no nos dijeron cuándo tenemos que ir a donar. Se hicieron los estudios y nos dijeron que estamos aptos para donar. Nos dijeron que es igual a cuando te sacan sangre, pero dejan la aguja por media hora. Dejaron claro que, salvo el pinchazo, no sentís nada.

- DA: ¿Cómo fueron tus días con coronavirus? ¿Estuviste con complicaciones en algún momento?

- AA: Me sentí muy bien, por suerte no me pegó fuerte. Me hice el hisopado un lunes y los días previos tuve dolor de cabeza, eso sí. Y el viernes anterior tuve fiebre. El resto del tiempo nada más, salvo pérdida de olfato. De hecho, el doctor me dijo que puede tardar hasta tres meses en volver.

- DA: ¿Cómo fue la vuelta a los entrenamientos?

- AA: Costó bastante. Los tres jugadores que nos infectamos estuvimos una semana corriendo solos, para adaptarnos y por las dudas. Estuvo complicado porque hicimos todos trabajos físicos y nada con pelota, para poder sumarnos bien al grupo. Cuando nos sumamos al resto, no costó tanto. Pero yo volví con tres kilos menos, perdí masa muscular al estar tanto tiempo encerrado. Fue mucho tiempo encerrado. La primera semana de aislamiento quise hacer algo, pero traté y empezaba a doler la cabeza, me sentía mal. Eso jugó en contra.

- DA: ¿Cómo observás el panorama con respecto al regreso del fútbol, tanto en la Argentina como en el continente?

- AA: Me pareció bien que volviéramos a los entrenamientos, porque no daba para más. Aparte, en todas las ligas ya había competencia. Volvimos a entrenar y otros ya tienen más de dos meses de competencia. Somos optimistas con que vamos a arrancar a mediados del mes que viene, que es lo que se dice ahora. Estamos preparándonos para esa fecha, ojalá sea así.