(De la Redacción de DOBLE AMARILLA) A causa de la denuncia formal realizada por Boca Juniors en Ministerio Público Fiscal de la Ciudad de Buenos Aires, la Fiscalía de la Ciudad de Buenos Aires realizó un allanamiento en pleno centro porteño. Se incautaron 30 abonos a nombre de particulares y un abono de protocolo, además de material relacionado con reventa de entradas desde 2011.

 

El fiscal Cristian Longobardi fue quien ordenó el procedimiento judicial en Galería Larreta, ubicada en calle Florida al 900, según informa 'TNT Sports'.

Hace unos días, el 'Xeneize' realizó una presentación ante la Justicia con la intención de terminar con la práctica ilegal de la reventa. Desde la institución se pusieron a disposición para que la investigación avance y hasta propusieron controlar los sitios de comercio por internet en cada partido que se dispute en La Bombonera.