(De la Redacción de DOBLE AMARILLA) Carlos Agustín Ahumada Kurtz, ex gerenciador de Talleres de Córdoba y Estudiantes de San Luis, fue capturado en el Aeroparque Jorge Newbery. El empresario argentino tenía pedido de captura internacional solicitado por la Justicia de México, en el marco de una causa evadir impuestos. 

Al argentino se lo acusa de evadir impuestos ante el fisco del país de América del Norte. En 2012, según se detalla en la investigación, el empresario obtuvo ganancias por más de $ (mexicanos) 5 millones, que no fueron declarados ante los entes reguladores.

Según informa el periodista Germán Monaco, Ahumada Kurtz poseía U$S 100.000 al momento de su detención. El procedimiento estuvo a cargo de Interpol y, según indica Infobae, el juez federal Sebastián Ramos y el fiscal Guillermo Marijuán deberán decidir su situación, ya que hay un pedido vigente de extradición.

A la investigación por defraudación al estado, se sumaría una una denuncia que presentó su ex-pareja y ex Secretaria de Desarrollo Social de México, Rosario Robles Berlanga, el 21 de agosto de 2013, cuando lo acusó del delito de extorsión. Tras seis años de batalla judicial, la Fiscalía General de la República determinó que posee los elementos necesarios para acusar al empresario. Ante lo cual, esta segunda causa podría complicarlo en México. 

Medios mexicanos se hicieron eco de la noticia y sobre todo de las comunicaciones de los estamentos oficiales de ese país. Un caso es el de la Fiscalía General de la República que indicó mediante un escrito que “esta investigación se inició en 2016 y fue retomada por esta administración, con lo cual se logró la detención preventiva a través del Sistema INTERPOL, en razón de lo cual se iniciará de inmediato el proceso de extradición”.

 

FGR México on Twitter

 

No es la primera vez que Ahumada Kurtz es detenido. En 2004, tras protagonizar el caso de los "videoescándalos" en el que se filmó entregando dinero a políticos cercanos a Andrés Manuel López Obrador, actual mandatario de México, fue capturado por Interpol y estuvo preso por 1131 días. Fue el primer político latinoamericano que fue extraditado de Cuba, detenido y deportado a solicitud de Interpol.

Ahumada Kurtz hizo su incursión en el mundo del fútbol en el año 2002, primero en Leon y luego en Santos Laguna de México. Además de ser vinculado a "regalos" a diferentes protagonistas junto al árbitro Edgardo Codesal, quien comandó la final del Mundial 1990 entre Argentina y Alemania, estuvo acusado de sobornos y de ligazón con el Cártel de Juárez.

Regresó al país en 2007, cuando se radicó en Córdoba y gerenció a Talleres de Córdoba junto a Carlos Granero. Descendió al Torneo Argentino A en 2009, con Humberto Grondona como DT.

Más tarde estuvo en Juventud Universitaria de San Luis y luego en Estudiantes de San Luis, club "preferido" de Julio Grondona, según consta en escuchas judiciales. El club puntano ascendió tres años seguidos de la mano de Kurtz, llegando a la Primera B Nacional. Renunció en octubre de 2016, señalando que se debía principalmente a una campaña de hostigamiento encabezada por el gobernador Alberto Rodríguez Saa.