‘Las Gigantes’ dieron un paso más en su lucha por el reconocimiento y recuperaron sus becas en el Ente Nacional de Alto Rendimiento Deportivo (ENARD). La decisión se llegó luego de gestiones realizadas por el ministro de Turismo y Deportes de la Nación, Matías Lammens, quien trabajó en conjunto con el presidente del ENARD, Gerardo Werthein.

A partir de este mes, las jugadoras volverán a percibir las becas de ayuda económica. Sofía Aispurúa dialogó con Doble Amarilla y contó que esta ayuda es más que un beneficio económico: “Más allá de lo que es el tema económico, es muy importante porque la beca viene acompañada de un convenio con una obra social, que es clave”.

Este miércoles se llevó adelante la reunión en la que participaron Lammens, Werthein y algunas jugadoras de la selección. En la misma se analizó la problemática y se buscó fortalecer lazos para pensar en el crecimiento del deporte.

En diálogo con este medio, Aispurúa contó que las becas fueron dadas de baja porque “la Confederación no presentó un proyecto”. Cabe destacar que, dentro de ese proyecto se debería incluir una nómina de jugadores que es lo que permite al ENARD otorgar las becas.

Por otro lado, contó cómo se iniciaron las gestiones para buscar ayuda: “Estuvimos en comunicación con el Ministro de Turismo y Deportes Matías Lammens y se mostró predispuesto para ayudarnos en todas las problemáticas que hemos planteado”, remarcó.

- Doble Amarilla: ¿Cómo se llegó al acuerdo para recuperar la beca?
- Sofía Aispurúa:
Nosotras estuvimos en comunicación con el Ministro de Turismo y Deportes Matías Lammens el martes por la tarde donde él se mostró muy interesado y predispuesto para ayudarnos en todas las problemáticas que hemos planteado. El tema becas, quizás, era lo más rápido y al alcance, y así fue, en menos de un día resolvió el problema. Habló con el ENARD, que es la entidad que otorga la beca, con el Comité Olímpico Argentino (COA) y fue todo gestión de Matías Lammens. Nosotras llegamos a él por medio de algunos contactos.

- DA: ¿Por qué la habían perdido?
- SA:
Las becas habían sido dadas de baja porque nuestra Confederación (Confederación Argentina de Básquetbol, CABB), no presentó un proyecto, ya que dentro de ese proyecto debería estar la nómina de jugadoras, una preselección, que es lo que le permite al ENARD dar las becas. Sin una nómina, el ENARD no podía otorgar becas a jugadoras al azar, entonces, más la cancelación de nuestro torneo en mayo, por protocolo, tuvieron que darlas de baja.

- DA: ¿De qué manera se comenzaron las negociaciones?  
- SA:
La verdad que nuestra Confederación no intervino en nada de esto, solo se excusaron con que no podían presentar un proyecto por la pandemia de coronavirus y el torneo se había cancelado. La realidad es que ellos tuvieron tiempo de presentar un proyecto previo a la pandemia y no lo hicieron. Luego, con la cancelación del Sudamericano obviamente que sí es complicado presentar algo. Nosotras estábamos a febrero con un Sudamericano en mayo y no se sabía nada. Ellos estaban a tiempo de presentar una nueva nómina y de establecer un staff técnico, que también es lo que falta. Después de que nosotras hemos planteado esta problemática, una de las tantas ya que quedan muchas cosas por resolver, la CABB no hizo mucho más para que nosotras podamos recuperar esas becas. Fue toda una gestión del ministro Lammens combinado con el ENARD que accedió.

 

 

- DA: ¿Hay compromiso por parte del Ministerio de Deportes y del COA para que la rama femenina crezca? La lucha por el desarrollo del deporte viene desde hace tiempo y vos lo manifestaste recientemente, el pedido de igualdad siempre aparece.
- SA:
Sí, sí. El ministro Matías Lammens se comprometió a seguir ayudándonos con este reclamo que hicimos, a hablar con la CABB para seguir mejorando cosas, así que estamos muy agradecidas. El reclamo fue algo que hicimos entre varias jugadoras de la Selección. No sé por qué mi reclamo se difundió más, pero esto es algo armado con la mayoría del equipo. Es un trabajo de todas y por suerte ayer dio su primer fruto.

- DA: ¿En qué aspecto les beneficia la beca?
- SA:
Más allá de lo que es el tema económico, que para nosotras es muy importante, más que nada para las chicas que están en Argentina y, al cancelarse la Liga Femenina se quedaron un ingreso mensual, la beca viene acompañada de un convenio con Swiss Medical, y creo que en este momento de pandemia donde la salud corre riesgo, es más que clave tenerla. Me parece que eso es lo más importante: el poder contar con una obra social y que cuenta con centros, clínicas de alta calidad es un alivio para aquellas que puedan usarla. Más allá de lo económico, merecíamos tenerla. No fue un error nuestro, sino que una desorganización que se dio y por eso se nos había dado de baja.

- DA: ¿Qué repercusión tuviste cuando diste a conocer la realidad que viven ustedes?
- SA:
Tuvimos buena repercusión. Siempre está quienes critican, no le gusta, pero son los pocos. Siempre recibimos apoyo de mucha gente, medios, periodistas… Es súper positivo y hasta hoy nos siguen preguntando cómo va el tema, nos ayudan a difundir las cosas. Eso nos emociona. También hemos recibido apoyo de las chicas del vóley, de fútbol, estamos trabajando en conjunto porque creemos que todo el deporte femenino tiene que crecer. El balance es positivo, todavía queda mucho por trabajar, por mejorar y nosotras vamos a seguir haciendo todo por el lado del respeto, pero alzando la voz porque creemos que es la única manera que hay en Argentina para que se nos escuche y no respete. 

- DA: ¿Cuáles son las motivaciones por las cuales buscan exponer estas problemáticas?
- SA:
Esto no es solo por la Selección, no queremos quedarnos solo con la satisfacción de recuperar las becas, sino que queremos un básquet femenino profesional, queremos que los clubes le den más atención al femenino, que haya más chicas jugando al básquet, que no sea obligatorio tener que irse del país para poder crecer en el deporte… Que aquella que quiera jugar profesionalmente no tenga que irse lejos de su casa, porque ese desarraigo es duro. Que viajar a Europa sea una cuestión de elección propia, no una cuestión de que “no me queda otra” o porque no puedo dedicarme al 100% a eso. Queremos seguir trabajando por que la Selección tenga un mejor proyecto, mejor planificación, pero creemos que a medida que el básquet femenino crezca internamente también lo va a hacer la Selección y vamos a trabajar para que la Liga en Argentina siga creciendo y sea más larga, competitiva y, obviamente, profesional.