Gimnasia de La Plata vivió una semana intensa y con muchos idas y vueltas por el intento de renuncia de su presidente. Finalmente la Comisión Directiva le rechazó la renuncia y se dieron reuniones para recomponer los vínculos. La vía institucional se sostiene, pero quedaron algunas heridas.

En este marco, Gabriel Pellegrino habló en exclusiva con Doble Amarilla para conocer su situación tras manifestar su continuidad en el club. Habló de la necesidad de resolver problemas internos y señaló a aquellos que "están por necesidad pero sin ninguna utilidad".

Por otra parte, también habló de la salud de Diego Maradona y la postura de la dirigencia de no presionarlo para que vuelva al campo de juego. Y sobre el final, explicó el accionar del club tras la denuncia de acoso que recibió el futbolista Johan Carbonero. "Hoy podemos decir que estuvo bien manejado", manifestó.

 

Doble Amarilla: ¿Cómo vivió estos días? ¿Qué lo hizo replantear la decisión?

Gabriel Pellegrino: Lo viví con enojo y a la vez con dolor. Cuando uno no puede resolver situaciones te duelen, porque era algo ajeno a la gestión. Ahí es cuando uno se pronuncia y plantea las situaciones. Tras no aceptar la renuncia, y con varios encuentros, se definió por unanimidad que sigamos todos de la misma forma. Pero esto está sujeto a cuestiones por resolverse.

DA: ¿Esto quiere decir que es un “sigo por ahora”?

GP: Yo sigo, y las personas que tienen diferencias lo tendrán que arreglar sí o sí, sino se tendrán que ir. Yo, lamentablemente y mal que me pese tengo mandato hasta 2022 y soy el presidente. Yo al club quiero serle útil, no necesario. Y lo mismo con los que tienen diferencias. No tenemos que estar en una situación de canje. Si hay gente por necesidad y sin utilidad, entonces no. Ya no tiene que ser “cueste lo que cueste”.

DA: Discusiones hay en todas las comisiones directivas, ¿usted por qué quiso renunciar definitivamente?

GP: Porque no se hablaba. No se hablaba en el departamento de Obras y en el de Proyectos, lo mismo el área de Logística con la de Administración. Sectores sin diálogo y donde no se pueden avanzar en diferentes cuestiones. No se puede trabajar así. No tenemos problema de fútbol, pero las otras áreas están paradas y no podemos seguir avanzando en aspectos del club.

DA: ¿Qué significa para usted que la decisión de que siga sea unánime?

GP: Considero que es una cuestión de querer cuidar al presidente. Al club yo voy porque quiero y me gusta hacerlo, no lo hago por necesidad. Por gusto y necesidad tengo la empresa, acá lo hago por gusto. Pero no me gusta ir solamente para discutir y pelear. Si esto se entendió, avanzaremos. De lo contrario, volveremos al mismo escenario.

DA: ¿Y está todo encaminado para mejorar?

GP: No lo sé. La reunión que tuvimos ayer terminó temprano y quedamos en hablar individualmente con cada uno para ver dónde ven las dos o tres discusiones grandes del grupo. Si después de esto, nos juntamos, podemos tener otra mesa para resolver los problemas. Que digan si se pueden tolerar las diferencias con el otro, y sino que se corran.

DA: ¿Qué sabe de Diego Maradona?

GP: Él está bien y hablamos de algunos temas particulares, pero no tuvimos visitas ni nada por la cuestión del covid. Está contento con esta nueva etapa de recuperación.

DA: ¿Gimnasia no le pone plazos para volver, verdad?

GP: Correcto. No tiene plazos, tiene contrato hasta diciembre de 2021, y más allá de lo reglamentario, es una decisión de Diego. Para nosotros siempre seguirá siendo el técnico.

DA: ¿Cómo ve a Gimnasia en el torneo?

GP: Con expectativas, veo bien al grupo y un plantel muy bueno. Muchos jugadores asumieron roles importantes para acompañar a los más chicos. Estamos, por como arrancó, para poder pasar la ronda como ganadores. Es un campeonato para cualquiera, pero nosotros estamos bien con el arranque.

DA: ¿Cómo es la situación por la denuncia a Carbonero?

GP: Hicimos como club lo que se recomienda a hacer. Los clubes tenemos que aprender de esta situación, ya hemos tenido un caso anterior muy pequeño con un empleado del club. El Área de Género interviene y se habla con los abogados. También colaboran los psicólogos del club y lo hacemos todo a través de ellos. Hoy podemos decir que estuvo bien manejado, más allá del resultado que estaremos esperando de la Justicia. La denuncia lo que hace es para ponerse de acuerdo entre el cuerpo legal del chico y del jugador. Nosotros tomamos una decisión en base al club, después los pasos de la Justicia van por otro lado.

DA: ¿Estos mismos profesionales son los que pueden recomendarle que no jueguen por un tiempo hasta que se resuelva?

GP: Si, y nos pasó. La recomendación del Área de Género era que no jugara el primer partido por lo que pasó. El departamento profesional psicológico recomendaba lo contrario, que era no estigmatizar al jugador hasta que la Justicia no tuviera un veredicto. La idea no es dar un mensaje a la sociedad a partir de un caso. Decidimos en conjunto que el jugador siguiera trabajando y jugando, y si la Justicia dice lo contrario, volver a la suspensión.

DA: ¿Si la Justicia falla en contra puede tener una rescisión de contrato?

GP: Nos manejaremos con la cuestión legal, todavía no lo tenemos claro. Todavía en los clubes no hay una resolución unánime por las cláusulas del contrato. Es algo nuevo y que se van resolviendo en los distintos casos. Tampoco se sabe cómo proceder, porque no está escrito por Ley. Estoy muy de acuerdo que se aparte a la gente violenta, pero si no está por Ley, uno no puede tomar decisiones de su propia lapicera. Pero con lo que está pasando, espero que se pueda avanzar socialmente en estos temas. La violencia de género no está solamente en el fútbol.