(De la Redacción de DOBLE AMARILLA) Gabriel Hachen, nuevo jugador de Defensa y Justicia, fue suspendido por un año por la Federación Mexicana tras darle una cachetada a un árbitro. Finalmente, el TAS le redujo la sanción a siete meses y ya está listo para volver a las canchas. "Tenía la espina de jugar en el fútbol argentino", dijo en diálogo con Doble Amarilla.

"Yo lo sigo, siempre lo miré mucho y hoy se me presenta esta oportunidad que me da una ilusión enorme por jugar y probarme en el fútbol argentino, así que estoy muy contento", manifestó el delantero.

- DOBLE AMARILLA: ¿Cómo toma su vuelta al fútbol argentino?

- GABRIEL HACHEN: La verdad que hace mucho que vengo con esa espina y esas ganas de jugar acá. Me tocó hacerlo apenas un puñado de partidos en Newell´s y me tuve que ir del país, hice toda mi carrera prácticamente afuera. Siempre te quedan esas ganas y esa sensación de querer jugar acá. Yo lo sigo, siempre lo miré mucho y hoy se me presenta esta oportunidad que me da una ilusión enorme por jugar y probarme en el fútbol argentino, así que estoy muy contento.

- DA: ¿Extrañaba jugar en el país? ¿Cómo cataloga nuestro fútbol?

- GH: Con respecto a lo futbolístico y, comparándolo con México, que es lo que me tocó vivir, creo que es un fútbol un poco más agresivo, con más roce, más friccionado. Se corta un poco más. Tal vez el mexicano es más técnico y ahora con el tema del VAR allá se cuidan mucho, no como acá. Quizás yo veo esa diferencia, pero sin dudas que hay buena calidad. Hoy se corre mucho y el fútbol se hace más trabado en su gran mayoría, se hace cerrado y muy parejo.

- DA: ¿Qué le sedujo de Defensa y Justicia?

- GH: Defensa en este último tiempo me sorprendió. Como te digo, veo mucho el fútbol de nuestro país y su idea es muy buena. Ha cambiado los DT, pero ha tomado una idea, con un juego muy seductor y que en lo personal me gusta mucho. Me veo reflejado en ese fútbol y lo siento propio. Me parece que es una oportunidad perfecta para mí, caer en un club como este y con esta idea de juego.

 

Hachen y su año de suspensión

 

- DA: Hace poco, se publicó un fallo viejo que decía que no podía jugar, ¿lo sorprendió?

- GH: El TAS, por suerte, me redujo la sanción de lo que era ese primer fallo y a partir de ayer ya estoy habilitado para jugar, así que también firmé el contrato que me vincula con Defensa. Yo venía siguiendo todo ese tema de cerca y, por suerte, la reducción salió. Me vino bien para dar la vuelta la página y poder hacer lo que me gusta.

- DA: ¿Lo seduce jugar la Copa Libertadores? ¿Por qué?

- GH: El tema de la Copa va de la mano con lo que te contaba antes, la espina de jugar en el país. La Libertadores, creo que para cualquier sudamericano, es algo muy lindo de jugar. A mi me tocó con Newell´s, aunque siempre quedé afuera del banco. Me quedé con esas ganas de sentir lo que es jugarla, porque es muy pasional. Si bien le faltará el condimento del público, tanto en copa como en el torneo. Esa es una de las partes más lindas que tiene todo esto, pero hay que adaptarse. Más allá de esto, el nivel de competencia es muy lindo y me da mucha ansiedad estar.

- DA: ¿Cómo es esto de hisoparse una vez por semana?

- GH: Lo del hisopado es tremendo. El primero no lo sentí tan duro, pero ayer en el segundo me movieron hasta las bolitas del ojo. El de la nariz fue durísimo la verdad, me quedé tocándome la nariz como una hora. Pero es lo que hay que seguir y respetar, no nos queda otra que respetar todo y ser muy prudentes.

- DA: ¿Habló con Crespo? ¿Que le pide para el equipo?

- GH: Con Hernán hablé, tuve esa posibilidad, pero más bien de la idea de juego, de cómo le gusta entrenar y no tanto de lo personal ni de posiciones, sino más bien de lo grupal. Me contó experiencias, me preguntó sensaciones que tuve en esta semana que estuve. Pero fue más que nada para ponerme al tanto de cómo trabajan y cuál es la forma y la idea en cuanto al objetivo que tienen. En la parte personal, aún no hemos podido hablar nada.