(De la Redacción de DOBLE AMARILLA) Gastón Silva dijo lo suyo y fue concluyente. El defensor uruguayo que se declaró en libertad de Acción por la deuda de más de 8 meses que el club de avellaneda mantiene con él, explicó a la opinión pública su accionar y no se guardó ni una crítica para la conducción de la entidad de Avellaneda.

En su escrito, de dos páginas de largo y de título: "De la negación de la realidad, a la extorsión", Silva desanda el camino del reclamo, explica porque lo inició y también habla de un "malón de jodidos" haciendo referencia a los cuantiosos reclamos que hay contra el club, desde jugadores, ex jugadores, clubes, UTEDYC y otros: "La pandemia afectó a todos los clubes, pero noticia es uno sólo".

La carta llega como respuesta a la demanda que interpuso Independiente contra el jugador, por u$s 8 millones. "Era previsible, pretende generar terror en los clubes que quieran contratarme. Es terrorismo de mercado. Y quizás lo logren, no lo sé", escribe Silva que afirma que lejos está de dar el brazo a torcer: "Si eso me impide continuar mi carrera hasta que FIFA me dé la razón, entonces esperaré. No me parece justo regalar mi trabajo ni el dinero de mi familia en el marco de una extorsión". 

Lee la carta completa: 

 

La carta de Silva
La carta de Silva