(De la redacción de DOBLE AMARILLA) Nuevo escándalo en el seno futbolístico de San Lorenzo que tiene como protagonistas a uno de los hermanos Romero por una dura entrada de atrás de Ángel que provocó una grave lesión a Andrés Herrera, el lateral derecho promesa del club que estaba a punto de ser vendido a Palmeiras. Hubo cruces y mucho enojo.

Se vuelve a romper la armonía en Ciudad Deportiva y nuevamente los mellizos oriundos de Paraguay están en el ojo de la tormenta. Clima de hartazgo entre los compañeros y ahora se suma el enojo de Mariano Soso y todo el cuerpo técnico.

La historia fue así: el Ciclón estaba haciendo fútbol reducido como trabajos de reactivación y para tener mayor rodaje en cuanto a lo táctico. En una jugada, Ángel le entró muy fuerte y de atrás a Andrés Herrera, que terminó muy dolido y no pudo seguir con la práctica. Automáticamente, todo el plantel se le fue al humo al volante y le reprocharon su imprudencia. “¿Cómo vas a hacer una cosa así? Siempre es un problema nuevo”, le dijo muy enojado un integrante del cuerpo técnico.

San Lorenzo on Twitter

El parte médico del club informó que Herrera sufrió una fractura infrasindesmal del peroné izquierdo. De hecho abandonó los entrenamientos con una bota de yeso y ahora está en estudio si tendrá que ser o no intervenido quirúrgicamente. Según pudo saber este medio, descartan que pueda volver a entrenar hasta el año que viene.

A todo esto, el lateral derecho, de 21 años y de una prometedora trayectoria, estaba en el marco de una negociación y con muchas posibilidades de ser vendido al Palmeiras de Brasil en una cifra cercana a U$S 5 millones.

La práctica terminó después de esto y reinó el enojo y las molestias nuevamente con los futbolistas paraguayos, que se reincorporaron esta semana a los entrenamientos tras haber vuelto de su país natal. ¿Habrá sanciones por un nuevo hecho de inconducta?

 

RomeroTeam on Twitter