Norberto Briasco Balekian tiene 24 años y nació en Marcos Paz, Buenos Aires. No obstante, desde hace dos años, tiene nacionalidad armenia y juega para la Selección de ese país. Hace algunos días, el delantero de Huracán volvió a ser convocado: lo citaron para los partidos de septiembre contra Macedonia y Estonia por la UEFA Nations League.

El contacto con Briasco arrancó a través del periodista Walter Safarian, en 2018. La nacionalidad del atacante viene de parte de la familia de su madre, específicamente por su abuelo de apellido Balekian. Safarian tiene el mismo origen y sirvió de nexo. "Él fue quien pasó mi número para que charlen conmigo. Arrancó de esa manera. Empezamos a hablar, tuve que charlar con mi familia y después arrancar los trámites para nacionalizarme", indicó Briasco en diálogo con Doble Amarilla.

¿Problemas con el idioma? Varios, según relató el artillero. "No lo hablo realmente, solamente sé algunas palabras que aprendí estando ahí y que me enseñó mi familia", contó. La situación es distinta en cuanto a la cultura, a la cual está mucho más apegado. "Cuando nos juntamos con mi familia de parte de mi mamá, comemos comidas armenias, así que no hubo problema", agregó. 

"Respecto a los compañeros, muy bien, muy buen trato. También dirigentes y utileros, siempre me trataron de la mejor manera. Hay compañeros que tampoco hablan armenio porque juegan en otros países. Traté de llevarme bien con todos, pero con algunos ni hablé porque solamente hablaban armenio", le marcó Briasco a este portal.

Cuando fue convocado por primera vez el 10 de marzo de 2018, el seleccionador de Armenia era Artur Petrosyan"Con él, se me complicó bastante. Las veces que me tocó hablar con él trataba de que me ayudara el traductor o jugadores que hablaban castellano y armenio", acotó el delantero. Pero las cosas han cambiado: ahora está el español Joaquín Caparrós, de vasta experiencia y de anterior paso por Sevilla.

En las Eliminatorias para la Eurocopa 2020, que debió ser aplazada por la pandemia, Armenia integró el Grupo J. Sumó 10 puntos, lejos de los 30 de Italia y los 18 de Finlandia, que lograron la clasificación. La idea es mejorar progresivamente con vistas al gran objetivo: entrar al Mundial de Qatar 2022. "Me comentaron que quieren armar una selección fuerte para pelear cosas importantes, eso es clave también. Cuando me toque viajar, trataré de adaptarme lo antes posible y ojalá que salgan las cosas bien", subrayó Briasco.

 

El presente en Huracán

Más allá de su alegría por ser convocado nuevamente a la Selección de Armenia, Briasco no saca su cabeza de Huracán. De hecho, transita sus primeras semanas de entrenamientos presenciales tras un largo tiempo de prácticas por Zoom. "Es atípico el tiempo que estuvimos sin entrenar, nunca ha pasado. Pero la verdad que bien, durante la cuarentena nos mandaron trabajos bastante intensos y acordes al lugar que tenía cada uno para llegar de la mejor manera", marcó.

"A algunos les costó más y a otros menos, porque cada uno tiene su espacio para entrenar. Tratamos de llevar todos la misma rutina en cuanto a intensidad. También hubo mucho cuidado en las comidas", agregó el punta.

En el marco de la vuelta a las prácticas, Briasco elogió los manejos de Huracán en relación a los protocolos. "Se está haciendo todo de manera muy organizada y muy prolija. No solamente el trabajo del entrenador, sino también auxiliares, médicos y kinesiólogos que están ayudando constantemente. Hemos vuelto de una manera excelente, espero que sigamos así", le sentenció a Doble Amarilla.

La incertidumbre es grande respecto al retorno del fútbol, pero Briasco tiene una postura clara: lo clave era volver a entrenar. "Había pasado demasiado tiempo. Yo ya veía que había perdido masa muscular. Lo principal era entrenar, ojalá que arranque lo antes posible el torneo. Trataremos de hacer las cosas de la mejor manera para regresar lo más pronto que se pueda", subrayó.

En los últimos meses, Briasco fue relacionado con tres equipos: la recientemente aparecida franquicia mexicana Mazatlán FC, Basilea de Suiza y nada menos que Milan de Italia. Más allá de eso, el delantero mantiene los pies sobre la tierra. "Cada vez que había rumores, trataba de estar tranquilo y con calma, porque sabía que muchos iban a pasar y nada más", aclaró.

"Quiero seguir asentándome en Huracán, hacer las cosas bien. Estoy muy cómodo, hay que seguir rindiendo de la mejor manera y las cosas van a llegar solas. Cualquier jugador quiere dar el salto, pero mientras hay que mantener el nivel y después todo llega. Si hago bien las cosas en el club, van a seguir llegando las citaciones a la selección y propuestas. Trataremos de seguir de esta manera para cuando empiece de vuelta el torneo", concluyó.