El flamante director técnico de Rosario Central, Christian "Kily" González, que este lunes logró una agónica victoria sobre Godoy Cruz en su debut como entrenador, advirtió que lo más importante fue el triunfo y que el hincha "esté contento porque tiene un equipo que lo representa, porque genera orgullo que los jugadores sepan lo que es ponerse esta camiseta".

En una rueda de prensa ofrecida en el Gigante de Arroyito después del partido, en forma remota, el entrenador "canalla" declaró que entiende "lo que sienten estos chicos, de 18 o 19 años, que se ponen la camiseta de Central, pero esta vez también lo demostraron los más grandes, que son jugadores que en su momento han peleado por salvarse del descenso pero ahora, como todo el plantel, están convencidos de ir por la gloria".

"Por eso me gustó el orgullo que tienen para jugar. En el primer tiempo pudimos haber hecho uno o dos goles más, pero en el segundo nos costó porque ellos cambiaron de esquema y quedamos partidos", apuntó.

"En ese primer tiempo nos llegaron una sola vez y en el segundo dos después del gol de ellos, pero por errores que tenemos que corregir. Aunque lo más importante es que sacamos el contraataque para tratar de lastimarlos y lo pudimos ganar", concluyó.

Conferencia de Kily González y Gamba tras el triunfo ante Godoy Cruz

 

Por su parte, el delantero Lucas Gamba, la figura de la cancha y autor de un golazo que definió el partido en el final, aseguró en la videoconferencia que, sin embargo, éste no fue su mejor partido sino otro que jugó "contra Racing en el Gigante de Arroyito".

"Pero puede ser que este sea el mejor en los términos en que marqué un gol decisivo con una pelota que entró muy angulada. Tengo que verlo por televisión y después podría decir si ese golazo también lo puedo contextualizar como una gran actuación", finalizó el ex Unión y Huracán.