(De la redacción de DOBLE AMARILLA) Se desata una nueva polémica del fútbol argentino de la mano de medio plantel de Racing, que se entrena en el predio rosarino de Capitán Bermúdez y rompe con el acuerdo explícito de AFA de no retornar a los entrenamientos hasta que no sea en conjunto y autorice el Gobierno Nacional.

Distintos medios de comunicación mostraron imágenes de al menos seis jugadores de la Academia entrenando en el predio que le pertenece a Iván Pillud, uno de los futbolistas que había violado el Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio a principios de la cuarentena para entrenarse solo. El predio se llama "The Training Centre" y también es de Facundo Castillón, Gastón Campi y el representante Juan Dávola. Tienen canchas de fútbol y presentaron un protocolo para que entrenen futbolistas profesionales que vivan en la ciudad.

A post shared by The Training Centre (@the.training.centre)

Entre los nombres figuran Walter  Montoya, Héctor Fértoli, Augusto Solari, Mauricio Martínez y Nery Domínguez. Según pudo saber Doble Amarilla, los jugadores viven en Santa Fe.

En cuanto a las medidas gubernamentales, y a diferencia del caso conocido de Deportivo Riestra, no violaron el ASPO porque en el Gran Rosario y Capitán Bermúdez están en Fase 5 y se permite la actividad física. Sin embargo, rige el distanciamiento social y solo se pueden hacer pases en grupos de hasta 10 personas (no pueden jugar al fútbol). Rosario Sin embargo, el incumplimiento de la ley pasa por un acuerdo explícito que había entre los clubes y la Asociación del Fútbol Argentino.

A post shared by ғᴀᴄᴜ ᴄᴀsᴛɪʟʟóɴ (@facucastillon)

Claudio Tapia, presidente de la Casa Madre, había manifestado en un mensaje institucional que los entrenamientos volverían cuando todo el país en Fase 4. Y por otra parte, la próxima semana habrá una importante reunión con el Ministerio de Salud para aprobar los detalles para el regreso a los entrenamientos, que sería a principios de agosto.

Según pudo saber Doble Amarilla, Víctor Blanco, presidente de Racing, ya había alertado en AFA y a sus pares la preocupación por el estado físico de su plantel y el riesgo a desvalorizarse. Es uno de los protagonistas por impulsar el retorno y argumentó que la mayoría de sus futbolistas viven en departamentos y que aumentaron de peso por la inactividad.

Por otra parte, la Academia no pidió permiso en la Liga Profesional para entrenarse bajo estas condiciones. Según pudo averiguar este medio, varios presidentes de la categoría, que ya estaban alertados de esta situación, analizan la posibilidad de chequear si esta actitud es fidedigna.

Esta situación no presenta ilegalidades en cuanto a las medidas sanitarias por la pandemia del coronavirus, pero si un fuerte enojo de los clubes y los dirigentes por esta actitud. Según pudo averiguar Doble Amarilla con fuentes de Racing, los argumentos serán que "los jugadores tenían derecho a entrenarse por su residencia en Rosario", sumado a que "no es un entrenamiento del club, sino de los jugadores por separado".

Protocolo para la Actividad Deportiva en Santa Fe