Luego de la presentación, los jueguitos de rigor, el zaguero central Marcos Rojo presentó molestias musculares que lo obligaron a entrenar en forma diferenciada este miécoles en la práctica de Boca en Casa Amarilla.

Sin embargo, tanto al defensor como Esteban Andrada tendrán un seguimiento de la evolución de sus dolencias pero no se les efectuará estudios adicionales y es un buen síntoma de cara al comienzo del torneo previsto para el próximo viernes 12 de febrero.

Rojo, de 30 años y de último paso a préstamo en Estudiantes de La Plata (apenas actuó un encuentro), firmó en la tarde del martes su contrato con la entidad xeneize. Y en el posterior entrenamiento, el defensor sintió una sobrecarga en uno de sus gemelos, producto –tal vez- de la larga inactividad.

El arquero Andrada, por su parte, también acusa una ligera molestia muscular, aunque la dolencia no obligará a realizar otros exámenes, como por ejemplo una resonancia magnética.

Boca Juniors on Twitter

Los dos jugadores serán tratados en las próximas jornadas en kinesiología y no estarán –casi con seguridad-a disposición del DT Miguel Angel Russo, en el amistoso del sábado ante Talleres de Córdoba.

En otro orden, la institución aclaró esta noche, mediante un comunicado, que (a partir de que se autorice el retorno del público a la cancha, una vez superada la pandemia) que “ningún socio pagará el adicional de Copa Libertadores durante los próximos tres años de nuestra gestión”.

Socios/as Boca Juniors on Twitter

“También definimos la suspensión de la renovación de abonos en 2021 hasta tanto tengamos certidumbre con respecto al ingreso de público al estadio”, agregó.

La dirigencia auriazul también comunicó que en el marco del compromiso con el socio adherente decidió pasar “a Activos y Activas a la totalidad de socios y socias de esa categoría que se dieron de alta en el año 2012”.