La guerra por la TV del fútbol escaló y empezó a jugarse en otra cancha: los tribunales comerciales. En una resolución el jueves por la tarde, el juez comercial Horacio Robledo decidió hacer lugar a un reclamo de FSLA Holding (Fox Sports) y dictó una medida cautelar que permite a ese canal trasmitir los partidos de la Liga Profesional de fútbol pese a que la AFA y la Liga disolvieron el contrato con esa empresa al considerarla que incurrió en graves incumplimientos. Sin embargo, ese fallo aún no está vigente porque el medio no presentó la contracautela obligaria en cualquier pedido de medida cautelar. 

En un fallo de 17 páginas al que tuvo acceso Doble Amarilla, el magistrado (quien intervino en varias causas mediáticas como la quiebra de Radio Rivadavia), decidió hacer lugar al pedido de Fox Sports y otorgó una medida de no innovar. Esta cautelar ordena a “las Entidades del Fútbol, que se abstengan de realizar actos, llevar adelante procedimientos y aplicar cualquier medida que obstaculice el ejercicio de los derechos exclusivos e ilimitados que tiene y le pertenecen y que sólo comparte en forma igualitaria con Imagen Satelital S.A. (IMSA) que resultan del contrato de Cesión de Derechos Audiovisuales Locales celebrado en el mes de abril de 2017”.

Sin embargo, según confiaron fuentes judiciales a Doble Amarilla, la medida aún no está vigente ya que la empresa no presentó la contracautela correspondiente. Una contracautela es una garantía por las dudas que la demandante tenga que indemnizar al otro por el perjuicio que le ocasionaste pidiendo al juez una medida cautelar.

Lo curioso es que AFA no fue notificada por el juez, sino que un escribano contratado por Disney fue el que se apersonó en Viamonte para dar a conocer el fallo del magistrado. En la casa madre, ven esta movida como una estafa procesal por parte de la empresa y argumentan que intentó obligarlos a cumplir un fallo que aún no tiene efectos.

 

Guerra por la TV

Todo comenzó hace dos semanas, cuando la mayoría de los clubes decidieron en una reunión, virtual y presencial, romper parte del contrato de explotación de los derechos audiovisuales al acusar Fox/ESPN de “graves incumplimientos” en sus obligaciones. Según AFA y la Liga FSLA Holdings LLC (Fox Sports) jamás cumplió con informar su fusión con ESPN tras ser adquirida por el Grupo Disney ya que el texto de aquel vínculo exige que cualquier cambio de control deba ser informado dentro de los 30 días, pero Disney ocultó ese cambio durante varios meses ya que esta fusión dio inicio a principios del año pasado. 

Desde ese momento arrancó una guerra mediática que incluyó la decisión de Diego Lerner, el presidente de Disney Latam, y Guillermo Tabanera, el manager de Media Networks regional, de “pintar de negro” la pantalla de ESPN y arrancar un contraataque con sus principales figuras del canal.

Pese a esto, AFA y la Liga avanzaron y esta semana notificaron a Fox Sports la ruptura del vínculo y, tal como manda el contrato, le ofrecieron a TNT Sports hacerse cargo del otro 50% de las transmisiones del fútbol argentino. Hasta el momento TNT no llegó a hacer ninguna oferta.

 

Ante esta situación, Disney pidió una reunión urgente con AFA para intentar llegar a un acuerdo y revertir la ruptura del contrato. Ese encuentro fue este mediodía en Viamonte. Allí Guillermo Tabanera intentó algo a lo que se negó durante varios meses: ofreció mejorar el canon que paga la empresa por explotar los derechos audiovisuales aunque muy lejos de las pretensiones que hoy tienen los clubes. Es más, pidió hacer una reunión conjunta con TNT Sports para  que ambas empresas lleguen a un acuerdo para desembolsar más dinero por cada partido que trasmitan. La reunión terminó sin ningún acuerdo y minutos después, un escribano notificó a la Casa Madre del fútbol argentino la cautelar de la Justicia. Esto cayó muy mal a los clubes y fue leído como una extorsión. Pero, mucho peor cayó cuando horas más tarde tomaron conocimiento que Disney intentó hacerlos cumplir un fallo que aún no está vigente.

¿Qué pasará ahora? Pese a que la cautelar no está vigente, los partidos se televisarían en partes iguales por las dos señales. La decisión se tomaría desde AFA a fin de sentar un precedente. En los primeros indicios, se sostuvo que el partido de Boca sería televisado por TNT, y el de River por Fox, por ejemplo.