Julián Álvarez, "Araña", como lo conocen sus allegados, está viviendo el mejor momento de su carrera. Si quedaban dudas, hoy las terminó de despejar con dos golazos ante Boca: uno desde afuera del área por encima de Agustín Rossi y el otro a poco del arco tras una gran jugada colectiva.

Tras el final del encuentro, el delantero dialogó con los medios y dijo: "Después de la expulsión, llegaron los goles. Por ahí nos faltó cerrar el partido con un gol más cuando empezaba el segundo tiempo".

Con respecto a sus tantos, hizo hincapié en el primero y afirmó: "Enganché para adentro, nunca miré el arco. Por suerte entró y fue un golazo". Del segundo sostuvo: "Fue un gran gol, fue una muy buena jugada. Santi (Simón) tiró un muy buen centro y definí justo".

Álvarez la figura de la tarde
Álvarez la figura de la tarde

Luego de un rendimiento consagratorio, analizó su presente y sus sensaciones: "Es el partido de mi vida, volver después de tanto tiempo es una alegría para nosotros. En lo personal estoy muy contento".