Una insólita situación se dio en la tarde de este sábado, cuando Hernán Mastrángelo fue denunciado por romper el aislamiento por coronavirus. Resulta que una vecina pensó que el árbitro, que ayer dirigió Aldosivi-Rosario Central en Mar del Plata, era Germán Delfino, quien se encuentra aislado por tener COVID-19.

La increíble causa recayó en la Fiscalía de Primera Instancia en lo Penal, Contravencional y de Faltas N°20, a cargo del Dr. Rozas. La denunciante indicó que Delfino (en realidad era Mastrángelo) se retiró en horas de la mañana, aproximadamente a las 10, de su domicilio junto a su familia, no regresando hasta el momento. Frente al hecho, se procedió a efectuar consulta con la fiscalía y se implantó consigna policial hasta identificar al referí.

El denunciado Mastrángelo dirigió Aldosivi-Central en Mar del Plata durante este viernes y fue cuarto árbitro en Boca-Atlético Tucumán, en La Bombonera. Delfino, que tiene COVID-19, iba a ser el encargado de dirigir el clásico platense entre Estudiantes y Gimnasia. No obstante, tras dar positivo en el PCR, debió ser reemplazado por Darío Herrera.