No hay lugar para sonrisas y festejos en Avellaneda. Algunos clubes muy representativos de la Liga Profesional no fueron protagonistas y no dieron la talla en la competencia. Independiente vivió un 2021 repleto de inestabilidad política, en una temporada en la que, nuevamente, no se pudo clasificar a la Copa Libertadores.

El club que actualmente conduce Hugo Moyano volvió a tener un año irregular y sin lograr los objetivos elementales de un club grande. Perdió con Colón en la semifinal de la Copa de la Liga 2021 (no pudo llegar a la final para enfrentar a Racing), quedó eliminado tempranamente con Tigre en la Copa Argentina y salió noveno en el Torneo Liga 2021 que conquistó River de punta a punta. En la última edición, estuvo por debajo de Defensa y Justicia, Talleres, Boca, Vélez, Estudiantes, el Sabalero y Huracán.

En cuanto a la tabla anual, los dirigidos por Julio César Falcioni quedaron octavos, con ingreso nuevamente a la Copa Sudamericana, de la que también quedaron eliminados en octavos de final frente al Santos de Brasil. El lugar para el ingreso de la Libertadores se lo terminó arrebatando un sorpresivo Estudiantes, que volvió a encontrar los caminos para enderezar el rumbo.

Según la tabla anual de la Liga Profesional del Fútbol (LPF), el Independiente de Falcioni sacó 58 puntos. Jugó 38 partidos, de los cuales ganó 16, empató 10 y perdió 12. Convirtió 43 goles y recibió 34, dejando un saldo positivo de nueve tantos a favor. De acuerdo al Torneo Liga 2021, el promedio de gol es de 1.09% por partido, mientras que en contra, algo similar, es de 0.96%, con una diferencia de apenas tres goles, algo poco satisfactorio para un equipo del "Emperador", siempre caracterizado por la solidez defensiva.

Todos los goles de #independiente en el #TorneoSocios 2021

En cuanto a rendimientos, los más destacados fueron Sebastián Sosa, Silvio Romero, Alan Velasco, Fabricio Bustos y Sergio Barretto. Otro que cumplió hasta cierto punto fue Juan Manuel Insaurralde, opacado sobre el final por haber sido expulsado escandalosamente en un partido frente a Bafield, donde terminó tomando del cuello al árbitro Hernán Mastrángelo. Le terminaron dando cuatro fechas de suspensión por inconducta.

Si bien el fútbol argentino atraviesa una gran depresión por la crisis económica y la disparidad cambiaria con otros países de la región, Independiente profundizó esos problemas y todavía arrastra deudas del ciclo Ariel Holan, con contrataciones que terminaron generando más problemas que soluciones futbolísticas.

A pesar de lo deportivo, el problema central en el Rojo está puesto en las elecciones de autoridades. Pasa el tiempo y los socios todavía siguen sin contar con chances de elegir a sus dirigentes de los próximos años. Se prorrogó el mandato por la pandemia del coronavirus (al igual que en todos los clubes) y ahora se postergó la fecha del 19 de diciembre por una medida cautelar que presentó el frente Unidad Independiente, que conduce el periodista Fabián Doman y que cuenta con muchos integrantes del PRO, el partido político que fundó Mauricio Macri.

Según la Comisión Electoral del club, el espacio que tiene a Doman como presidente, a Néstor Grindetti como vice y a Juan Marconi como vice segundo, y a dirigentes como Cristian Ritondo y Diego Valenzuela, incumplió con varios pedidos legales que exige el estatuto para que una lista pueda presentarse en las urnas.

Independiente, entre la grave crisis política y la inestabilidad deportiva

La oposición denunció ante la Justicia que el oficialismo manipuló a la Comisión Electoral con el fin de que no puedan presentarse. Es por eso que, como medida, presentaron un amparo y exigieron que se regularice su situación. El Juzgado Civil y Comercial N°3 de Avellaneda, para intentar encontrar soluciones, convocó a las partes a una reunión de conciliación. Sin embargo, Hugo Moyano y las otras autoridades advirtieron que el club "no tiene nada que conciliar" con la lista de Doman y que esperan que "el juzgado se expida" y "levante la medida cautelar" para que los socios puedan ir a las urnas.

Con esta nueva situación judicial-electoral, los más optimistas plantean que recién en marzo se podría destrabar la situación. Mientras tanto, en las redes sociales se muestra una gran apatía por las peleas que hay entre oficialistas y opositores.

El año próximo, el club irá nuevamente a una Copa Sudamericana, tendrá el torneo local (con 28 equipos) y la nueva edición de la Copa Argentina, donde no tendría chances de cruzarse ante Racing, Boca y River hasta la final. Incertidumbre es la palabra que mejor define el contexto actual del equipo de Avellaneda, que tuvo como máxima alegría este año volver a ver a Ricardo Bochini disputando un partido de fútbol.

¡BOCHINI metió un GOLAZO en su EMOTIVO homenaje!