(De la Redacción de DOBLE AMARILLA) Bien típico de Copa Libertadores. Cuando uno va de visitante, no suele ser la mejor de las experiencias. Ayer la pasaron los hinchas de Racing que estuvieron en el Sao Januario viendo el empate entre el Vasco da Gama y la Academia.

Poco antes de finalizar el primer tiempo, instantes después del gol de Lautaro Martínez, la policía de Río quiso detener a un hincha de gorra piluso y musculosa blanca. Al advertirlo, varios hinchas quisieron impedir que se lo lleven y ahí dio inicio un enfentamiento en la tribuna visitante.