(De la Redacción de DOBLE AMARILLA) Fue una noche que a River le costó sangre, sudor y lágrimas. El equipo de Núñez, que es local en Avellaneda, ganó 2-1, sigue en lo más alto de su zona -aunque con un gol menos que Boca-, pero sufrió la lesión de Fabrizio Angileri y de su actual suplente, Milton Casco. Esas lesiones, sumadas a la de Paulo Díaz, hace que el entrenador tenga un lío para armar la línea de fondo, pensando en Boca, pero, sobre todo en Palmeiras.

En declaraciones a ESPN, el Muñeco dejó en claro que el Superclásico le importa, pero es poco al lado del valor que le da a la serie Semifinal ante el Palmeiras de Brasil. "Para armar el equipo contra Boca pensaré primero que lo más importante es Palmeiras", indicó.

El entrenador de River Plate advirtió que la formación del próximo sábado en el Superclásico estará atada al equipo que jugará la ida ante el elenco brasilero. Claro, sólo 72 horas separan un partido de otro. "El de Palmeiras será el partido más importante. El problema es que Boca tendrá un día más de recuperación para enfrentar a Santos (jugará el miércoles en la Bombonera) y nosotros no, así que yo pensaré primero en los partidos de la Libertadores, que son más importantes porque estamos a dos encuentros de jugar otra final".

De todas maneras, dejó en claro que "Con Boca trataremos de armar el mejor equipo posible, considerando las lesiones de este partido con Arsenal (los dos laterales izquierdos, Fabricio Angileri y Milton Casco), por lo que habrá que trabajar pensando en como solucionar el problema de la falta de ellos y también de Paulo Díaz, que se lastimó en el entrenamiento del sábado", describió.

River Plate on Twitter

 

Respecto del encuentro frente a los de Sarandí en Avellaneda el "Muñeco" sostuvo que el "foco estuvo en el rendimiento del equipo. Se hizo un buen partido, porque más allá del resultado fuimos muy superiores y me gustó como se desempeñó el grupo, pero nos deja un sabor amargo porque en dos días perdimos tres jugadores importantes. Es muy difícil que los tres lleguen a jugar con Boca y el primero con Palmeiras", remarcó el DT.

También subrayó el buen regreso de Enzo Pérez y de Nacho Fernández: "El que volvió bien fue Enzo Pérez, que hizo un gran partido, y la entrada de Ignacio Fernández le vino muy bien. Por suerte lo de Borré fue solamente un golpe".

Posteriormente reconoció que el equipo tuvo "un bache después de los primeros partidos de Libertadores. Pero ya volvimos a nuestro nivel, así que ahora esperemos sostenerlo pese a las lesiones".

De todas formas, Gallardo manifestó que no es momento de pensar en una nueva final contra Boca en la Copa Libertadores: "Ahora tampoco hay que pensar en una final con Boca en la Copa porque hay que respetar a rivales brasileños que no son sencillos de sortear, y contra los que jugaremos, Palmeiras y Santos, apuestan a la Libertadores porque están lejos en el Brasileirao. Si pensamos antes en la final sería un error muy grave", indicó.

Por último, el Muñeco negó que él vaya a tener miedo de arriesgar lo conseguido en Madrid en un nuevo enfrentamiento ante el Xeneize en esa instancia: "No pasa por mi cabeza no querer jugar con Boca otra final para no darle revancha de lo que ganamos en Madrid, porque el miedo a competir no nos paraliza, yo siempre quiero competir", concluyó el DT.