(De la Redacción de DOBLE AMARILLA) River la pasó bastante mal en su visita a Atlético Tucumán. Además de sufrir con el Decano, se llevó un resultado complicado de remontar al Monumental. Pero el que peor la pasó fue Gabriel Chade, el árbitro asistente, que recibió un fuerte pelotazo.

Ocurrió a los 40 minutos del primer tiempo. Gervasio Núñez fue a los pies de Nacho Fernández y la pelota terminó golpeando el rostro del asistente de Fernando Echenique. A pesar del dolor, el juez de línea avisó pronto que podía seguir.

¡Repasá la acción!