Boca Juniors, actual bicampeón del fútbol argentino, volvió este miércoles al trabajo en el predio que el club tiene en Ezeiza, con protocolos por la pandemia de coronavirus; la presencia de Cristian Pavón y Agustín Almendra; y la ausencia del defensor peruano Carlos Zambrano.

El plantel "xeneize" arrancó la pretemporada tras los hisopados de rigor a todos los jugadores y el cuerpo técnico, hayan o no viajado en las cortas vacaciones que comenzaron la noche del 17 de enero, cuando Boca venció a Banfield por penales en San Juan y se consagró campeón de la Copa Diego Maradona.

Boca Juniors on Twitter

 

Los protocolos incluyen otras medidas, como no bañarse en los vestuarios compartidos, comida en viandas y poco contacto entre los futbolistas hasta que se conozca el resultado de los testeos.

El plantel que dirige Miguel Russo realizó tareas físicas livianas sin la presencia de Zambrano, quien no podrá viajar desde Lima hasta que obtenga el permiso sanitario, motivo por el cual se entrena con algunos de sus compañeros del seleccionado peruano.

Tal cual se esperaba, participaron de la primera práctica el volante Agustín Almendra y el atacante Cristian Pavón, jugadores del club y caras nuevas respecto del plantel que ganó la Copa Maradona.

En tanto, Boca hizo una oferta formal a Independiente por Fabricio Bustos, que fue rechazada por el club de Avellaneda que tasó al lateral en U$s4 millones.