(De la Redacción de DOBLE AMARILLA) Lisandro López tuvo un merecido reconocimiento a los 15 minutos del primer tiempo ante Defensa y Justicia. Cuando el reloj marcó el cuarto de hora, los hinchas de Racing se unieron en una estruendosa ovación para el goleador, emblema y capitán del equipo campeón.

A su vez, desde una de las tribunas desplegaron una gigantesca bandera en reconocimiento al ídolo, que regresó a su casa para ser campeón y entrar a los libros dorados de la historia académica.

¡Repasá el reconocimiento!