Apenas ocho días después de haber sido eliminado de la Copa Libertadores a manos del Palmeiras, el elenco de Núñez vuelve a reunirse para empezar a diagramar la temporada 2021. Antes, habrá hisopados a todo el plantel y al cuerpo técnico. La cita es a las 9.30, en River Camp y hasta Rodolfo D'onofrio dijo presente. ¿para reunirse con Marcelo Gallardo? Habrá que esperar, pero es una posibilidad concreta.

El Millonario es el primero de los "grandes" en volver y uno de los primeros del fútbol argentino en líneas generales. Casi sin vacaciones, el plantel de Marcelo Gallardo empieza a trabajar pensando en un año en que tendrá que afrontar Copa Libertadores, la Copa Argentina, la Copa Maradona, el segundo torneo de la Liga Profesional y la Supercopa ante Racing, posiblemente el primer gran compromiso del año. 

River Plate on Twitter

 

Las buenas noticias empezaron a llegar en las últimas horas: tal como adelantó ayer Doble Amarilla, Marcelo Gallardo está a un pasito de ratificar que seguirá al frente del equipo, aunque resta este cara a cara con D'onofrio y Enzo Francescoli. Quizás hoy haya algunas palabras cruzadas con el mandamás Millonario. Rodo escuchará de boca de su DT predilecto que le pedirá que se hagan los esfuerzos necesarios para traer refuerzos de calidad que permitan que la estructura siga siendo competitiva y que no se genere un éxodo masivo en el plantel. 

Las renovaciones también traen buenas nuevas

Gonzalo Montiel, Rafael Santos Borré y Nicolás De La Cruz están cerca de prolongar sus vínculos con el club, tal como adelantó ayer este medioEl caso por caso, tiene algunos bemoles. Sin duda, en el goleador del ciclo Gallardo es dónde hay mayor dificultad: River tiene hasta junio para pagar los €3,5 millones que le permitan quedarse con un 25% de los derechos económicos y así ser dueño del 75%. De lo contrario, Borré deberá reincorporarse a Atlético de Madrid. En las últimas horas, incluso, se llegó a hablar de una oferta del club de Núñez al Aleti por ese 25% extra del colombiano.

El caso de Gonzalo Montiel aún no tiene definición. El lateral podría emigrar ya mismo si su representante, Pablo Sabbag, consigue una buena oferta. Hay una promesa hacia Cachete. En caso contrario, extenderá su contrato con River en un gesto de buena voluntad para marcharse en junio o, incluso, diciembre, algo que sería muy bien recibido por Marcelo Gallardo.

Lo de Enzo Pérez depende 100% del jugador. Si lo seduce la oferta del fútbol turco, quizás diga adiós. Hoy, la ecuación es 50-50 y la familia parece estar haciendo lo suyo para que Enzo continúe en River.

¿Y Nacho Fernández? Si alguien viene a buscarlo, esta vez ni River ni Gallardo pondrán reparos. El tema es que, aún, no hay nada por el volante. ¿Y Ponzio? Leo, el líder del plantel, podría seguir en el club hasta junio e incluso diciembre. Es difícil que prolongue su carrera más allá de fin de año.

Doble Amarilla también pudo confirmar con fuentes del club Millonario otras buena noticia, que no es menor para el DT y su obsesión con los detalles, y es que la obra del campo de Juego avanza en la dirección esperaba y es muy posible que para su debut en la Copa Diego Maradona River pueda usar el estadio Monumental, escenario que no pisa desde marzo de 2020, cuando goleó 8-0 a Deportivo Binacional. 

¿Y los refuerzos? Si bien la danza de nombres ya empezó, lo cierto es que aún no hay nada concreto. En parte porque las opciones más visibles son extranjeras y hoy River tiene el cupo lleno. Se especula con la salida de Jorge Moreira, pero aún no se ha concretado. Las nacionalizaciones de Borré y De la Cruz tampoco llegarán pronto, así que a River no le queda otra que desprenderse de extranjeros para sumar otros. Hoy tiene a los colombianos Borré y Carrascal, al uruguayo De la Cruz, a los paraguayos Robert Rojas y Jorge Moreira y al chileno Paulo Díaz.

Así las cosas, por ahora poco cambio en River, pero en los próximos días puede haber novedades fuertes. El DT, por ahora, está más cerca de seguir que de irse, apuesta a que la CD salga al mercado y a poder retener a varios de sus jugadores, para ahí sí encarar una nueva temporada con un equipo que ya le respondió en cancha, el que Gallardo intentará que se le altere lo menos posible, para sumar más motivos para quedarse hasta el final del mandato de Rodolfo D'onofrio.