El subcapitán de Boca, Carlos Izquierdoz, recordó la dolorosa eliminación ante Santos en la Libertadores pero ponderó la conquista de la Copa Diego Maradona, tras vencer por penales a Banfield. “Hoy celebraremos porque no es fácil salir campeón, después veremos lo que hay que mejorar", señaló el 'Cali' tras la consagración.

“En Boca desde que llegas te meten en la cabeza que tenés que ganar todo, entonces si no ganas todo no cumpliste el objetivo. Hay que poner la cabeza en frío, valorar y hacer balances de las cosas que no es fácil estar siempre arriba en el fútbol argentino", enfatizó el central.

“Nosotros aceptamos la crítica, cuando no cumplís el objetivo con esta camiseta pasa esto. En nuestra carrera son muy pocos que consiguen tantos títulos todos los años, somos privilegiados de jugar en Boca, ahora hay que seguir trabajando por ese título tan ansiado", agregó.

"Nosotros aceptamos la crítica hecha si son con respeto y buenas intenciones. Jugamos horrible contra Santos. A mi me podés decir que soy burro, pero que me digas que no entrego todo es el peor insulto", señaló Izquierdoz en referencia al encuentro del miércoles pasado.

TNT Sports Argentina on Twitter

 

“Es jodido estar de este lado. Me da una bronca bárbara. Mostraron una jugada en la que estábamos cinco jugadores caminando y la repitieron por todos lados, pero veníamos de una contra en la que habíamos corrido más de 60 metros. Yo me tuve que ir sin poder despedirme de mi hija. Estaba durmiendo, le di un beso y me fui a jugar. Da bronca que digan que uno no tiene ganas. Que me pongan en duda me da mucha calentura. Hoy quería jugar para revertir las cosas y si bien no se dio un partido espectacular, pudimos sumar una estrella más para Boca. Esperemos que los hinchas estén contentos”, agregó el jugador que se emocionó al hablar de su hija.