(De la Redacción de DOBLE AMARILLA) Luego de hablar con Alberto Fernández, Marcelo Gallardo autorizó a Rafael Borré para que viaje a Colombia. Rafa permanecía en Buenos Aires, pero pidió permiso para viajar a su país y el cuerpo técnico se lo otorgó.

Así, Rafa se suma a los "extranjeros" del plantel que cumplen la cuarentena en sus países, cerca de sus familias: Nicolás De la Cruz, Paulo Díaz, Robert Rojas y Juan Fernando Quintero. El único que aún sigue en la ciudad es Jorge Carrascal. 

Ahora, en el caso de Borré, la duda que se genera en el análisis es otra, ¿volverá? Aunque en el Mundo River no tienen dudas, sucede que River debe pagar, hasta junio de 2021 la suma de €3,5 millones para comprarle al Atlético Madrid otro 25% de su ficha y así quedarse con el 75% del jugador. Si no lo hace, el club madrileño podrá recomprarlo en €7 millones. El agravante es que si River no resuelve esta situación antes de diciembre, el jugador podría empezar a negociar con cualquier club y marcharse libre en junio. Por eso, su viaje está lleno de incógnitas.

Desde el club, a "Doble Amarilla" le aseguraron que todo está bajo control: "Se fue con permiso. La vuelta a los entrenamientos no se va a decidir de un día para el otro, se va a programar, eso va a dar tiempo para que vuelva y cumpla el aislamiento, idealmente antes de que empiecen los entrenamientos, y en el peor de los casos unos días más tarde", le dicen a este medio desde el club riverplatense.

Incluso, también manifestaron entender al punta colombiano: "Es lógico pensar que en una situación de pandemia como la que vivimos quiera estar con su familia. Pidió autorización, es un jugador responsable, el Cuerpo Técnico estuvo de acuerdo. No hay realmente un conflicto ahí", indicaron.