Banfield sorprendió a Atlético Tucumán y le cortó el invicto en el torneo. Los de Javier Sanguinetti se impusieron por 2-0, con goles de Giuliano Galoppo y Agustín Fontana. Fueron expulsados Marcelo Ortíz en el local y Martín Payero en el visitante.

Con la victoria en el partido de cierre de la fecha, el Taladro encabeza la Zona B de la Fase Campeonato junto con Gimnasia y Talleres. El equipo de Ricardo Zielinski, por ahora, ocupa las últimas colocaciones con Colón y San Lorenzo.

Galoppo no es un apellido desconocido para los hinchas "decanos" ya que el padre del jugador de Banfield, Marcelino, es un futbolista retirado que en la temporada 98/99 jugó 25 partidos en la defensa y marcó un gol.

Banfield suma tres puntos al igual que Gimnasia y Talleres, y el denominador común de los punteros es que todos ganaron jugando de visitantes en el arranque de esta instancia del torneo.

Otra buena noticia para el entrenador Javier Sanguinetti es que recuperó a Mauricio Cuero, pieza clave en el arranque de la competencia y cuya lesión -un desgarro- resintió el funcionamiento del equipo, que cuando el colombiano estuvo fuera de las canchas no pudo ganar ya que rescató dos empates y sufrió un derrota, sin convertir.

El "Taladro" tuvo el control del juego porque cerró los caminos que conducían al arco defendido por Iván Arboleda y después hizo un aprovechamiento integral de los espacios cedidos por su adversario para atacar con contraataques veloces y precisos, que expusieron limitaciones defensivas de los dirigidos por Ricardo Zielinski, que no habían mostrado hasta el momento en la competencia (habían ganado todos sus partidos).

Un tiro de esquina fue la vía por la que llegó el primer gol, anotado por Galoppo, quien saltó libre en el área de los tucumanos y desvió el balón con un cabezazo que dejó sin chances al experimentado exBanfield, Cristian Lucchetti.

El autor del primer tanto se adueñó de una pelota perdida por Nicolás Aguirre para conducir la réplica que se prolongó en Payero, quien cruzó el balón para que Fontana lo empuje hacia el arco "decano" sin ningún rival que lo complicara y anotara el segundo.

Los dirigidos por Sanguinetti se sintieron cómodos con el desarrollo del juego y pudieron irse al descanso con una diferencia más amplia ante un rival desconocido, que nunca pudo mostrar la sólida imagen que le permitió llegar a esta instancia con el 100 por ciento de efectividad en cinco presentaciones.

La expulsión de Payero en el comienzo del complemento fue una inyección anímica para el local, que intentó llevar peligro al arco de Arboleda, pero el esfuerzo y las ganas no fueron suficientes en una noche donde faltaron la buenas intenciones futbolísticas.

Los tucumanos fallaron en el momento menos oportuno porque dejaron en el camino tres puntos importantes y en una competencia tan corta como esta no hay margen para recuperarse.

En la segunda jornada, Banfield buscará un nuevo triunfo frente a Gimnasia, el lunes desde las 21:30. Atlético Tucumán, por su lado, tratará de volver a ganar contra Talleres el sábado, también a partir de las 21:30.

 

TNT Sports LA (en 🏡) on Twitter