La FIFA dio a conocer un reporte del mercado global de transferencias en 2020. Con Eduardo Salvio en su tapa, el documento, de 84 páginas, realiza un detallado análisis estadístico de la situación a nivel mundial. Se destaca, entre otras cosas, que el fútbol argentino fue el sexto con más jugadores exportados.

Según el reporte, fueron 545 los jugadores salientes en el último año, por encima de Italia y Alemania y solamente por debajo de Inglaterra, Brasil, Portugal, España y Francia. Además, el fútbol nacional aparece en el top 10 de los que más dinero recibieron por salidas de jugadores, con U$S 132.4 millones.

Por otra parte, los jugadores argentinos fueron los que generaron el 6° mayor movimiento de dinero a nivel mundial, con U$S 313.3 millones. En el primer lugar, figura Brasil con U$S 734 millones.

A nivel continental, el país al que más jugadores exportó Argentina fue Chile, con 69. A su vez, Boca y Talleres aparecen en el top 10 de Conmebol en cuanto a cantidad de "salidas" de futbolistas: 5° el Xeneize con 22 y 8° la T con 18.

 

Caída en las transferencias del fútbol masculino y crecimiento en el mercado femenino

En el informe, que tiene la novedad de incluir las transferencias de jugadores aficionados de todo el mundo, se marca que fueron desarrolladas 35.744 transferencias internacionales. 18.112 fueron de futbolistas profesionales (hombres y mujeres) y 17.632 de aficionados.

El fútbol profesional masculino, que tuvo 17.077 transferencias, sufrió un descenso con respecto al 2019 de pre-pandemia: una caída del 5.4%. Es la primera baja de los últimos diez años, aunque la cifra es ligeramente más alta que la de 2018. Las 17.077 transferencias se produjeron entre 4.178 clubes y 187 federaciones miembro, siendo protagonizadas por 14.432 jugadores de 180 naciones.

Pese a la pandemia, distinta fue la situación en el fútbol femenino, que pisa cada vez más firme a nivel mundial: la cantidad de clubes activos con transferencias ascendió de 276 a 349 con respecto a 2019, lo que supone un incremento del 26.4%. Eso se tradujo en 1035 transferencias internacionales, una subida del 23.7% en comparación al año anterior.