Muchas veces se dice que de sueños vive el hombre, y si hay uno que movilizó a Iván Marcone, el gran mediocampista ex Lanús y actualmente en el Elche español, es el de jugar en el club de sus amores, Independiente, quien en cada mercado de pases hace un intento por repatriarlo.

En un contexto complicado para el mercado de pases en Argentina en todos los clubes y con la idea otra vez en el Rojo de intentar que el futbolista juegue en Avellaneda, se dio un cruce de declaraciones cruzadas que parece notar que los caminos del club y el futbolista están cada vez más lejos, y no por una razón económica: ¿Qué pasó?

En la previa del partido con San Lorenzo del próximo sábado a las 14 en el debut del Torneo LPF, habló Eduardo Domínguez, DT de Independiente, y al ser consultado por la situación del futbolista que actualmente juega en el Viejo Continente, expresó: 

"Yo cuando quise ir a un club, fui. Me bajé cinco veces el sueldo y fui a jugar al club que tenía ganas", esgrimiendo que por más trabas que haya, si el futbolista lo desea, juega donde quiere. Rápidamente, quien habló en nombre del futbolista fue su representante, Christian Bragarnik en Radio La Red: "Fue un comentario desacertado de E. Domínguez. No conoce a Iván y no coincido en su apreciación. Elche pagó 4 millones de dólares hace casi 3 años. Hace 5 mercados que lo quieren. Yo no lo ofrecí. Me llamaron y yo trasladé el valor de 2 M USD", y agregó: "Iván gana un muy buen contrato. Marcone me dijo 'Por la mitad, voy' y es por sus ganas de ir a Independiente. Incluso pagar el contrato pausado. Si el club no está para hacer ese gasto, está bien. Están jugando con la voluntad de un chico que quiere ir”. Por si quedaba alguna duda del malestar, el representante fue tajante de cara al futuro de su jugador: "Para mi esta declaración rompe con cualquier tipo de negociación". ¿Es el fin de la historia entre Marcone y el Rojo?