(De la redacción de DOBLE AMARILLA) Sus primeros chispazos y avisos de que daría tela para cortar con la Selección Argentina. Este 2 de julio se cumplen 15 años de la Selección Argentina que obtuvo el Mundial sub 20 de Holanda y, como no podía ser de otra forma, tuvo como principal protagonista a Lionel Messi.

Habían pasado pocos días de cumplir 18 años y de él solamente se conocía su proyección por lo que se decía en Barcelona. Un mundial dirigido por Francisco 'Pancho' Ferraro tras el ascenso de José Pekerman para dirigir la Mayor.

La Pulga, hoy figura destacada y palabra santa, había comenzado su aventura en territorio holandés desde el banco de suplentes. El inicio fue fatídico con una derrota ante la Selección de Estados Unidos. Le tocó ingresar desde el segundo tiempo y cumplió un gran papel, pero no pudo revertir el resultado. 

"La última práctica que hago de fútbol, previo al partido con Estados Unidos, lo veo a Messi sin la chispa de otros entrenamientos. Me habían aclarado que tenía una contractura, pero lo necesitaba en el banco por la fractura del 'Principito' Sosa", le dijo Ferraro a TNT Sports.

 

TNT Sports LA (en 🏡) on Twitter

 

Desde entonces la Selección Juvenil consiguió seis victorias consecutivas: 2-0 a Egipto en la sede de Enschede, 1-0 a Alemania y 2-1 a Colombia en Emmen, 3-1 a España en Enschede, 2-1 a Brasil y 2-1 a Nigeria en Utrecht.

Messi tuvo las posibilidades de representar a la Selección de España, pero su corazón argentino marcó otro destino. Y pese a las frustraciones de su infancia por no poder formarse en el país, lo quiso elegir igual. Pero además fue protagonista, ya que convirtió seis goles y dos de ellos fueron contra Nigeria en la final.

Aquella copa ganada hace tres lustros es una de las dos que consta en las vitrinas de Messi, junto a la medalla dorada en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008. Sin mencionar que es el máximo artillero argentino con un total de 70 goles, por delante de los 54 de Gabriel Batistuta y los 41 del "Kun" Agüero, persona con la que arrancó su entrañable amistad en el mundial juvenil.