El presidente Mauricio Macri jugó un partido con un grupo de trabajadores que está haciendo obras en la quinta de Olivos para transformar una parte del lugar en un parque abierto a los vecinos. Aunque en dicho encuentro el mandamás vivió protagonizó una situación un tanto graciosa en el mundo futbolístico. Y es que quiso reanudar el juego a través de un saque de mano lateral poco ortodoxo que lo marcó en la redes y fue foco de las burlas.

Esta no es la primera vez que se hace viral una imagen de Macri jugando al fútbol. En la previa de las elecciones 2015, mientras aguardaba los resultados que luego lo harían presidente, marcó un golazo de tiro libre.