(De la Redacción de DOBLE AMARILLA) El pasado 30 de junio venció el contrato que unía a River con el BBVA Francés, su sponsor en los últimos 5 años. Al mismo tiempo, casi, en La Boca anunciaban el acuerdo con Qatar Airways, una firma de mucho peso global y dejaban más en evidencia que en Núñez se avecinaba un problema. Un problema que, en principio, no preocupó a muchos en el Monumental pero que ahora, con el equipo ya disputando su primer partido sin marca en el pecho, obligó a trabajar y pensar alternativas, mientras se evalúan todos los posibles escenarios.

Primero que todo, ¿Qué pasa que River no logra cerrar un sponsor que se acerque a la suma que dejaba BBVA en la tesorería Millonaria? Hay muchas variables. River no quiere, preso de la urgencia, cerrar una empresa o firma que no esté en los cánones del club. También está la variable dólar, cuando casi estaba cerrada una nueva institución bancaria (sería Supervielle), la fluctuación del dólar puso un freno al acuerdo.

Según pudo averiguar "Doble Amarilla", hay dos aerolíneas con chances "Turkish Airlines" y "Fly Emirates", que viene en charlas con River desde mayo de este año. Sucede que las negociaciones de este tenor se cierran en las sedes globales de las empresas y no en sus desprendimientos argentinos, con los que River tiene más avanzadas las charlas. 

Alternativas

Ante este escenario, River sabe que es una posibilidad muy certera que durante el inicio de la competencia oficial, deba jugar sin sponsor principal, ya que Huawei y Axe continúan en las mangas y en la parte trasera del pantalón, tal como quedó claro en el duelo ante el Saprissa. Sin embargo, el blanco de la camiseta perduraría ante Millonarios y el DIM (los otros dos duelos de pretemporada), para el inicio de la competencia, el próximo 22 de julio por Copa Argentina, las primeras fechas de la Superliga y, tal vez, al menos uno de los dos juegos ante Racing, por octavos de la Copa Libertadores. 

¿Y si River cierra hoy mismo una empresa? De todas maneras, hay un montón de pasos previos a presentar un sponsor en una camiseta. Según le comentó a "Doble Amarilla" una fuente ligada a la negociación, los tiempos que se necesitan para la aplicación de la nueva marca en las camisetas ya marcan que, en el mejor de los casos, esto se dará a fines de agosto. Es más, posiblemente, el nuevo sponsor llegue, directamente, con la nueva camiseta. 

Pero sin ninguna negociación cerrada ni por cerrar en lo inmediato, en River no descartan que una ONG ocupe el pecho del Millo, tal y como hiciera Barcelona y Málaga con UNICEF. Precisamente, esa ONG sería la que más chances tendría de ser la elegida. Ese vínculo se podría extender durante 6 meses, un tiempo más para cerrar una firma. Ojo, en River no desconocen que la variable dólar y lo inestable del momento económico en la Argentina son dos enemigos a la hora de conseguir un buen acuerdo. Sin embargo, no negocian: no quieren menos que los USD 4,5 millones que aportaba BBVA en la tesorería del club.

Mientras tanto, un boom de ventas

Otra cuestión que se tiene en cuenta es que, en poco tiempo más (fines de agosto, principios de septiembre) saldría a la venta la nueva camiseta del club. Los dirigentes saben, porque ya han realizados sondeos, que las ventas de una nueva camiseta y sin sponsor serían, justamente, "Millonarias". Según cuenta "Clarín", River ingresa USD 2 millones por año en concepto de venta de camisetas, saben que con un modelo impoluto, ese número podría crecer muchísimo. 

En el año 2010, River jugó por última vez sin sponsor. Fue por la demora del cierre de la renovación con "Petrobras". El elenco de Ángel Cappa jugó un triangular amistoso en Salta sin publicidad en su camiseta. Poco tiempo después, sacó la nueva camiseta (recordada por tener el escudo del club en el medio) que salió a la venta blanca y roja, únicamente. El modelo se agotó en el Museo River en cuestión de dos días.

Fue un boom absoluto de ventas y aún hoy se puede ver a muchas de esas camisetas en el Monumental, pese a que ese modelo trae un pésimo recuerdo deportivo, porque con esa camiseta, River perdió la categoría. Sin embargo, el hecho que sea una camiseta pura sigue generando que sume adeptos. Es más, sigue siendo una de las más pedidas en Mercado Libre y por coleccionistas. Así que en Núñez descuentan que hoy, 8 años después, con un River ganador y lejos de penurias deportivas, el efecto puede ser superador.

 

Esta es la camiseta que salió a la venta, sin sponsor, en julio de 2010. Fue un boom de ventas.

Los sponsors que siguen

Pese al final del acuerdo con el BBVA, que marca además, el "divorcio" con Boca en contratos "espejos" de sponsors principales, River continúa ingresando dinero por la firma de celulares coreana Huaweii, que le reporta USD 2,5 millones hasta fin de este año y con Axe, un vínculo que comparte con el Xeneize y que está vigente hasta 2020 y que le vale USD 1,2 millones. Para el fin del contrato de Huaweii ya había una petrolera preguntando por la chance de poner su marca en ambos clubes (¿Axion?). Además, pese al fin del vínculo en la casaca, River mantendrá sus acuerdos comerciales con el BBVA, que incluyen la "Tarjeta River" y los convenios con Quilmes. 

En River no quieren que la ausencia de sponsor tenga algún efecto psicólogico, más teniendo en cuenta el acuerdo millonario que acaba de cerrar Boca, pero no van a cerrar por cerrar. No quieren menos del dinero que aportaba BBVA y saben que la "Marca River" tiene con qué hacerse valer. Quizás no sea ya, quizás haya que esperar un poco más y quizás la negociación incluya un auténtico boom de ventas, mientras el club cierra la mejor opción posible. Nadie puede negar que se trata de una imagen extraña, que uno de los clubes más poderosos del continente, juegue sus partidos sin sponsor en el pecho.

Sin embargo, el propio River tiene un antecedente. Fue en 2002, cuando se terminó el convenio con Quilmes y se demoró la firma con Budweiser. En el medio, el elenco de Ramón Díaz jugó algunos partidos sin sponsor en el pecho. El debut de la cervecería estadounidense llegó en la sexta fecha. Y fue inolvidable. Ese domingo se jugó una nueva edición del Superclásico. Fue el de la vaselina. River le ganó 3-0 a Boca. 

Otro dato histórico, más bien un juego, indica que desde el inicio de los sponsors en la camiseta de River, ninguna firma que apostó por estar ahí en ese lugar, se fue sin ser campeona. River salió campeón con absolutamente todas las marcas que lo sponsorearon. Un dato fuerte en el que River también se aferran para no vender al mejor postor un lugar de enorme privilegio e importancia en el mundo del fútbol y de los negocios.