Las redes sociales han redefinido el panorama. Eso no se puede dudar. Hoy en día, en Facebook, Twitter e Instagram pasan cosas que antes quedaban en el ámbito privado o eran noticia recién al otro día, cuando algún diario las publicaba. Las redes sociales casi que han liquidado la primicia y han dejado desprotegidos a los protagonistas que, cada cosa que hacen, queda registrada y es replicada y viralizada incluso antes de ser convertida en noticia por cualquier medio, ya sea gráfico o web.

Eso le pasó a Felipe Caicedo. El delantero de la Lazio de Italia realizó una encendida defensa del DT Gustavo Quinteros, quién fue echado por la Federación Ecuatoriana de Fútbol luego de los malos resultados, criticó a sus compañeros y, en medio de la vorágine de 140 caracteres, también anunció que daba por terminada su carrera en la Selección de ese país y pidió una "renovación" dirigencial. También invitó a los usuarios a que "Lo insulten todo lo que quieran". Una furia en siete tuits y un puñado de horas. 

 

Incluso, en su aluvión, y después de anunciar su renuncia a la Selección, Caicedo posteó la tabla de goleadores de las Eliminatorias Sudamericas, que lo sigue teniendo como uno de los máximos artilleros, con 7 tantos, detrás del uruguayo Edinson Cavani, que tiene 9.

Y, por último, pidió una "renovación dirigencial" en el fútbol ecuatoriano, algo que trajo consigo una respuesta de la Federación Ecuatoriana de Fútbol, que designó a Jorge Célico como nuevo DT del equipo, con miras a los últimos dos partidos, la visita a Chile y el duelo ante Argentina, en Quito.

Esta fue la irónica respuesta de la Federación al delantero