Doble Amarilla arranca con una nueva sección: "Desde los 12 pasos". El propósito, entrevistar a las máximas autoridades de los clubes y la dirigencia para entender el complejo rompecabezas del fútbol argentino. Abre el fuego el presidente de Banfield, Eduardo Spinosa, uno de los hombres clave en la política futbolera. Jefe de campaña de Tinelli y propulsor de la Superliga, pero siempre de buen vínculo con el tapismo. Este equilibrista de la grieta habló de todo. De las medidas polémicas de AFA, de porqué no termina de arrancar la Superliga, las confusión sobre el fiar-play financiero, de la grieta entre chicos y medianos y del embate del Gobierno sobre la redonda.

-P: ¿Cómo ve el plan de pago que diagramó AFA para que los clubes achiquen su deuda?

-ES: El Comité Ejecutivo no elaboró un plan de pago. Llevó adelante una medida irracional y abrupta que saca derechos adquiridos a los clubes. Creo que se están equivocando. Disfrazan como Fair Play Financiero una medida del Comité Ejecutivo que ni siquiera los discutió con la mesa de Primera División. Yo lo hablé con el presidente de la AFA. Fair Play Financiero es otra cosa.

 

 

-P: ¿Qué es entonces el Fair Play Financiero?

-ES: Fair Play Financiero es cumplir un presupuesto de ingresos y egresos, y justamente cada variable del presupuesto como patrimonio, pasivo y a quien se le debe tienen su papel. ¿Se le debe sólo a la AFA? No, hay jugadores que deben cobrar. Hay clubes que le deben a otros equipos de Argentina. Hay clubes que deben en el Exterior. Hay quienes tienen pasivos millonarios y sin embargo parece que nadie quiere fijarse en eso. Hay que analizar porcentaje y estadística de venta. Con toda esa información, se arma un presupuesto para adelante, no para atrás. Y ahí se le dice a cada club que puede hacer. Hay un comité, especializado, que analiza y le comunica al club que puede hacer. Yo estoy 100% de acuerdo con el Fair Play Financiero. Pero me parece que una quita compulsiva de dinero, el no pago de la llave o la prohibición de incorporar jugadores no es Fair Play Financiero, sino que es una medida apresurada sin la sensibilidad social que requiere cada institución.

-P: ¿Por qué cree que la AFA está intransigente con la medida del desendeudamiento y no estudia su marcha atrás o alguna morigeración de la deuda?

-ES: No se si la AFA está instransigente. Sí se que esta es una AFA donde se puede hablar y tener diálogo. Se puede hablar con el Presidente, o con el Secretario Ejecutivo. Estoy charlando con ellos.

 

 

-P: ¿Cómo se puede ejemplificar la situación para que la gente la entienda?

-ES: Esto es como si un empleado bancario va teniendo, de parte del propio banco, adelantos de sueldo. Y un día, el empleado se sienta con el banco, y le dicen que el dinero que le debe al banco lo deberá devolver de determinada manera en una determinada cantidad de años. Eso es lo que le pasó a Banfield, por ejemplo. Debíamos dinero, como tantos otros clubes. Hicimos dos planes de pago firmados de común acuerdo con la AFA y con esos planes nosotros presupuestamos los ingresos y egresos. Entonces, volviendo al ejemplo del bancario y el banco, llega un día que viene el banco y le dice al empleado que como la entidad está mal, ni siquiera le paga el sueldo. Eso no se vio nunca, en ningún tipo de situación. Todo esto se da mientras la SuperLIga no arranca. Para que el público entienda. Entre fines de junio y principios de julio tenían que haber entrado siete millones por la llave y el 10 de julio tendría que haber habido cerca de seis millones como primer pago de la SuperLiga. Esos 13 millones nunca ingresaron a nuestro club.

-P: ¿Así, va a arrancar el fútbol?

-ES: Está claro que no se puede arrancar. Porque va a venir la SuperLiga o el gremio reclamando que se le pague a los jugadores, y así no se puede. Está claro que no es de Banfield. El problema es de quienes toman las decisiones de sacarle abruptamente dinero a los clubes sin importarle que hay empleados, que hay sueldos, aguinaldos, etc. Es una medida de la cual no se tomó dimensión. Lo mismo que la medida de dolarizar la deuda. Yo no he visto nunca que de manera unilateral una parte le dolarice la deuda a otra parte. No recuerdo en ningún ámbito que ante una deuda, venga alguien y le diga al deudor que la deuda está dolarizada. En ese punto van a tener que rever, que reflexionar y que atender las necesidades de cada club.

-P: ¿Por qué no arranca la SuperLiga? ¿Les dan una explicación sobre la demora en la firma del convenio?

-ES: No se entiende porque no empieza. Hubo una reunión de SuperLiga, donde todos reflexionamos y quedó el debate sobre cómo va a ser la distribución del dinero abierto. Yo lo dije delante de los representantes de los cinco grandes, y por eso lo digo en cada nota que me hacen. La esencia de la SuperLiga no era que ellos tuvieran todos los cargos relevantes y negocien solos. Entonces, a partir de ahí, todo lo que se haga va a ser visto de una manera mucho más profunda por el resto de los clubes. Estoy preocupado porque si el 10 de julio debían pagar y todavía no lo hicieron, uno no entiende que es lo que está pasando ni entiendo en qué no se ponen de acuerdo. Yo fui preguntando y no tengo respuesta. Lo que si tengo que hacer es llegar a mi club y poner la cara. Otra vez hubo un compromiso para determinada fecha, y otra vez no está. Entonces, me parece que demonizar a quienes debíamos plata, en cuentas corrientes que tienen muchos años, como en nuestro caso, no es lo correcto.

 

 

-P: ¿Cómo es la deuda de Banfield?

-ES: Es de la gestión anterior. Y lo que es de mi gestión es lo que nos prestó Grondona para poder desarrollar el salvataje de club, porque sino desaparecía. Entonces, esa plata era para pagar deudas anteriores. Si yo hiciera un raconto de nuestra gestión, hoy tendríamos entre 100 y 150 millones en el banco. Estoy preocupado y no entiendo que es lo que pasa.

-P: En este último tiempo, tal como pasa en la política nacional, se habla de muchas grietas en el fútbol argentino. ¿Usted cómo las interpreta? ¿Cree que esas grietas pueden hacer correr riesgo a los clubes?

-ES: Es un tema profundo. Primero tenemos que intentar que la AFA y la Superliga caminen juntos. La AFA tendrá futuro institucional pero no prospera si está en guerra con la Liga. Y por su parte, La Liga ni siquiera tendrá futuro institucional sino tiene apoyo de la asociación. Después como saben, no me refiero a la política nacional mientras sea presidente de Banfield porque no mezclo. El otro día escuchaba desde la política que: “no solo es importante como le va a la Argentina sino también como le va a los argentinos”. Y acá me parece que es parecido: ¿la AFA tiene que estar saneada y no importa si desaparecen los clubes? Ahora lo que está en boca de todos es el tema del Decreto 1212. Sería nefasta su desaparición o cambio para los clubes. Sería preferible que nos digan directamente que cerremos las puertas y nos dediquemos sólo al futbol. Es más honesto una transmisión legal diciendo que no se quiere que los clubes hagan acciones sociales. En Banfield, por ejemplo, hay 300 empleadas, 300 familias y 3000 deportistas.

-P: ¿Cómo impacta eso en los números de su club?

-ES: No es un cálculo fácil de hacer, pero como Banfield es un club que vende mucho, el 7% que le retienen por las ventas que hace podría llegar a compensar pero el 1212 es una gran bolsa, donde entramos todos los clubes. Si fuese Banfield individual, el impacto quizás podría ser neutro. Pero si sigue tomándose el conjunto y le bajan al club el 1212 o le aumentan a alícuota puede impactar entre 6 y 8 millones de pesos anuales.

-P: ¿Cuánto podría impactar en un equipo de los denominados grandes?

-ES: Puede llegar a impactarles en $15 millones por mes, o sea casi $200 millones anuales. Creo que hay que sincerarse y ayudar a los clubes a que hagan acción social, ya sea abriéndolos a sus ciudades y a los chicos. Si tienen colegio, que haya determinada cantidad de alumnos becados, o dar clases de deportes para incorporar a los chicos, que puedan usar las instalaciones.

-P: ¿Qué diferencia hay entre los niveles de clubes?

-ES: Lo real es que no somos todos los clubes iguales porque así como Banfield no es River o Boca, también acá hubo diez clubes que, con todo respeto porque muchos son amigos, ascendieron en seis meses. Entonces no le deben a la AFA ni a nadie pero tampoco tienen historia en Primera División con grandes números. Nadie dijo nada cuando quizás equipos con dos mil socios cobran lo mismo que Banfield, Estudiantes, Rosario Central y quizás no tienen las mismas instalaciones.

-P: ¿Cómo ordenaría eso Usted?

-ES: Yo digo que el fair play financiero debería mecharse con el tema de estructuras. Porque si vas a una cancha de Primera División y no tiene luces o no tiene un estadio acorde, ¿a ese club le tenés que pagar lo mismo sin ningún descuento? Yo esa plata, por ejemplo, la utilice quizás en luces, plateas, vestuarios, campo de deportes, independientemente del salvataje de mi club. Supongamos un club que no sea Banfield y que destinó ese dinero a obras, ¿Vas a poder jugar la SuperLiga sin tener un buen vestuario o sin tener cancha? Me parece que no es tan fácil que el que debe dinero no incorpore. Como dice Nicolás Russo, la AFA daba regalías y adelanto para clubes que deben mucho como Lanús y Banfield pero también es cierto que ambos le han aportado jugadores a la Selección y son unos de los que más juveniles tienen en sus plantillas, de los que más valor le dieron al futbol argentino. Si abruptamente se empieza a devolver, también habría que exigir que en el momento tengan, por ejemplo, instalaciones acordes.

-P: ¿Ha vivido situaciones que le permitieron palpar la falta de estructura del fútbol argentino?

-ES: Yo no voy a decir cuál equipo por una cuestión de respeto, pero un día mi capitán no quería empezar un partido nocturno en el que éramos visitantes porque no se veía ya que no había las luces necesarias. Entonces, ¿A ese equipo no tenés que exigirle luminarias que hoy rondan entre 5 y 7 millones de pesos? El dinero que debería ir en luminarias, lo usa para contratar jugadores. Es un tema muy profundo.

-P: Entonces, ¿Cuál es la solución?

-ES: Yo no creo ni una cosa ni la otra: ni hacer descender a los equipos que no tienen estructura porque no es justo, pero tampoco es justo que nos tomen de tontos a algunos clubes porque en la foto quedamos los que más debíamos. Muchos de los actuales dirigentes fueron opositores de las anteriores gestiones en clubes como Quilmes, Argentinos y Banfield, donde la duda se generó con esas conducciones a las cuales nos opusimos desde siempre. Andá y explicale a Argentinos Juniors que devuelva los 100 millones que pidió de adelanto Luis Segura cuando ellos eran opositores. Para decirles eso, directamente hay que decirles que no puede jugar en Primera, pero después hay que hacerse cargo de estas medidas.

-P: Muchos colegas suyos coinciden en que no es casualidad que lo del plan de desendeudamiento que salga una semana después de que el Presidente de la Nación hable de las Sociedades Anónimas. Además, avanzan con el tema del Decreto 1212. ¿Lo evalúa así también?

-ES: El Presidente de la Nación fue claro diciendo que él quiere que haya sociedades anónimas en los clubes. Es un debate que hay que profundizar pero lo que no puede pasar es que se vaya hacia ese lugar con trabajadores en la calle, despidos y actividades cerradas. Si vamos para ese lado, porque la conducción nacional y la de AFA así lo quieren, lo tenemos que saber todos de frente y mirándonos a los ojos, diciéndonos que no va más y lo elegirán los socios de cada club. Lo que no puede pasar es que se haga en forma de guerra fría, por eso voy a pelear hasta el último día. Te saco el 1212, te obligo a que me devuelvas y armes estructuras y todo lo que venga por delante: acá siempre se le echó la culpa a los anteriores porque llegamos e hicimos todo pero la AFA seguía fundida. Después llego la comisión normalizadora que se convirtió en enemiga de los clubes. Todas las medidas que tomaron fueron en contra de los clubes. Ahora llega esta conducción plural, y si bien estoy contento porque se toman decisiones en los primeros pasos, me gustaría que las mismas no sean para matar a los clubes, es lo que le expliqué a Tapia.

-P: ¿Qué le dijo a Tapia?

-ES: Que lo iba a acompañar y a apoyar siempre y cuando yo vea que las medidas que tome para la Primera División son parecidas a las que toma para el Ascenso, donde tiene un ida y vuelta muy bueno, protege a los clubes, los ayuda y los quiere ordenar. Todas esas medidas están lejos de las que se toman en Primera. Quiero creer que el ideólogo de esas medidas no fue Tapia. Ojala pueda empezar a conducir y tomar medidas que tengan que ver con colaborar con los clubes, que no es darle plata porque nadie puede pedir un peso más de lo que corresponde, pero que nadie me saque los derechos adquiridos porque entramos en un problema legal.