(De la redacción de DOBLE AMARILLA) La de anoche no fue una noche más para Nahitán Nández porque fue su último partido con la camiseta de Boca y su despedida aunque él mismo la rebautizó como un "hasta pronto". El uruguayo de 23 años cumplió con lo prometido: dejó a Boca en cuartos de final antes de partir hacia Cagliari, donde continuará su carrera deportiva en el gran salto al fútbol europeo que se había propuesto.

La noche no fue muy larga porque este jueves se levantó muy temprano para tomarse junto a su familia el buque hacia Montevideo donde "dejará todo en orden" antes de partir hacia Italia para sumarse a su nuevo equipo de la Serie A.

Fueron pocas horas de sueño porque las siete ovaciones que recibió desde los cuatro rincones de la Bombonera seguramente todavía retumbaban en sus oídos. Esos cánticos de "Uruguauyo, uruguayo" y "Nández es de Boca y de Boca no se va" que lo llevaron hasta las lágrimas cuando Gustavo Alfaro determinó su reemplazo por Eduardo Salvio.

 

 

Justamente el técnico 'xeneize' le dedicó unas palabras en la conferencia de prensa y sentenció: "Lo voy a extrañar a Nandez, me decía que le cuesta mucho dejar a Boca. No volver a sentir lo que vive en esta cancha, me dijo que pasó un semestre que se sintió feliz".

"Le dije al 'Guerrillero' (por Nandez) en la Copa América... Andate pero dejanos en cuartos. Me dijo que me quede tranquilo, que no tenía dudas que íbamos a estar en cuartos. Le dijo a todo el plantel que era su último partido. Se va inmensamente feliz de Boca y se lleva lo mejor", agregó el Mister.

 

 

"No tengo dudas que Nandez va a volver. Es un lugar que fue feliz. Cuando salieron rumores que se quería ir, yo dije que no se quería ir, y este botija nació con la piel pintada de la camiseta de Boca", concluyó.