Independiente Medellín se prepara para el reinicio de la Copa Libertadores. El equipo colombiano comparte grupo con Boca (el H, también junto a Libertad y Caracas), el equipo más afectado por el COVID-19 debido a los casos positivos registrados en el plantel. En diálogo con Doble Amarilla, Jesús David Murillo, futbolista del DIM contó cuál es la realidad del club.

El elenco colombiano sufrió las bajas de varios de sus referentes, lo que generó el enojo de varios hinchas que ingresaron a la sede administrativa del club. "Puede ser muy difícil poder suplir a los jugadores que no estén", comentó Murillo.

Por otro lado, comentó que llegan a la Copa Libertadores sin el roce de la competencia futbolística: "Tenemos que salir a los partidos con lo que hay, con los entrenamientos y sin haber competido, entonces es importante estar muy bien mentalmente", explicó. Además, señaló que, pese a la actualidad complicada del Xeneize, "no hay que confiarse".

 

- Doble Amarilla: ¿Cómo es la situación actual con el coronavirus hoy?
- Jesús David Murillo:
La situación con el COVID sigue siendo difícil, ahora más que nunca, con lo que le pasó a la gente de Boca Juniors, sabiendo que están en nuestro grupo, hay que tener mucho cuidado. Sabemos que no podemos relajarnos porque donde se puede ir uno, pueden irse más y puede ser muy difícil para el equipo poder suplir a los jugadores que no estén. Ahora, más que nunca, el cuidado va a ser importante para poder pasar lo que falta del torneo.

- DA: ¿Cómo planifican la Copa Libertadores en cuanto a la poca competencia y lo físico?
- JDM:
Creo que se ha planificado de una manera muy rápida, muy difícil porque los trabajos individuales fueron muy largos. Ahora sigue siendo largo, mucho entrenamiento, no es lo mismo para salir a competir en un alto nivel como en la Copa Libertadores, pero, no habiendo más, ahora en lo mental hay que cambiar el chip y saber que nos estamos jugando una oportunidad única y algo muy bueno, donde no podemos dar ventajas y sabemos que estamos necesitando puntos importantes. Sabemos que tenemos que salir a los partidos con lo que hay, con los entrenamientos y sin haber competido, entonces es importante estar muy bien mentalmente para poder sacar esto adelante.

- DA: ¿Dan ventaja los equipos que no están en competiciones como Boca por ejemplo, que es rival de ustedes?
- JDM:
Creo que los equipos que no hemos competido, en el caso de nosotros y Boca... Los otros dos equipos ya han podido competir como Caracas (Venezuela) y Libertad (Paraguay), llevan varios partidos. Creo que esto es fútbol y ahora más que nunca la mentalidad va a ser un factor muy importante para no dejarse caer, sabiendo que no hemos competido en torneo local. Igualmente, sabemos que no hay otra opción y que hay que jugar o jugar en Libertadores, entonces creo que hay que estar muy fuerte mentalmente y saber que cada partido va a ser a muerte. No podemos dar más ventaja.

- DA: ¿Cómo esta actualmente el fútbol colombiano?
- JDM:
Se ha tornado un poco difícil el fútbol colombiano. La pandemia dejó cuatro meses sin actividad, lo que cayó muy mal a los equipos, a todas las instituciones, tanto en lo futbolístico como en lo económico, ha sido demasiado duro. Ahora, gracias a Dios hay una luz verde donde se puede ver un poquito donde se va a comenzar el torneo, eso lo motiva a uno, poder terminar el campeonato. Sabemos que va  a ser de una manera muy rápida, entonces creemos y aspiramos que con la ayuda de Dios podamos terminar de la mejor manera, que no haya muchos lesionados, que se pueda jugar a buen ritmo y poder mostrar un buen fútbol a los espectadores.

- DA: ¿Para usted se está en condiciones de competir en la Libertadores desde lo sanitario, lo físico y lo deporitivo?
- JDM:
Creo que sí, el equipo se mentalizó. Se han venido haciendo cosas muy importantes con el cuerpo médico, todos los jugadores están comprometidos, la institución. Sabemos que desde que salió la posibilidad de jugar sí o sí la Libertadores el equipo, la institución, el cuerpo médico, todos han estado muy atentos y se han seguido los pasos de bioseguridad. Eso nos tiene muy contentos porque no se han presentado casos y eso quiere decir que el equipo está comprometido y al 100% para estar completos a la hora de competir. Creo que ya no hay vuelta atrás, se han hecho muchas sesiones de entrenamiento y sin fútbol se hace muy difícil, estamos a casi diez días de competir, de salir a hacer las cosas de la mejor manera y esperemos estar a la altura.

- DA: ¿Cómo imagina a Boca como rival, debilitado por las bajas?
- JDM:
Sobre las bajas de Boca creo que, independientemente de las bajas que tenga, Boca siempre va a ser Boca. Sabemos que es una institución con jugadores de muy grande calidad, tanto los titulares como los suplentes. Sabemos que va a ser un partido muy difícil y creo que se van a sentir las bajas, sobre todo porque venían con ritmo. Igualmente no hay que confiarse, pueden estar o no, así va a ser con muchos equipos que van a tener que sacrificar a sus jugadores por esta pandemia que hay, entonces esperemos estar todos completos. Estamos muy atrás en la tabla de posiciones y lo que nos sirve ganar, necesitamos sumar de a tres.