(De la redacción de DOBLE AMARILLA) En su vuelta a la Copa Libertadores tras 17 años y luego del 2-0 logrado como local, una invasión de hinchas de Talleres se produjo en San Pablo a la espera del partido de esta noche por la segunda fase del máximo torneo continental. Se estima que 5.000 simpatizantes de la 'T' viajaron a la capital paulista y en el Morumbí sólo hay habilitados 3.000 lugares para el visitante.

La dirigencia, encabezada por su presidente Andrés Fassi, tiene previsto una reunión este mediodía con sus pares del equipo paulista y las autoridades de Conmebol para encontrar una solución para los hinchas del equipo cordobés que no tienen entrada.

Hasta esta madrugada 65 micros y cerca de 1200 autos particulares identificados con los colores de Talleres habían pasado la aduana rumbo a San Pablo, mientras que ocho vuelos tanto de Córdoba como de Buenos Aires habían tenido presencia de simpatizantes de la T.

Justamente, en uno de ellos la delegación de Racing compartió con fervorosos hinchas del 'Albiazul' que se sacaron fotos con los referentes de la Academia, que se trasladaban a la capital paulista para esperar el duelo de mañana ante Corinthians por Copa Sudamericana.

El clima fue de alegría pero hubo un apuntado: Renzo Saravia por su pasado en Belgrano, a quién le dedicaron varias canciones por la rivalidad cordobesa.

 

Facu Egea on Twitter

Si pasa, ya tiene rival en la próxima instancia: Palestino superó a Independiente Medellín por 4-1 en los penales tras el 1-1 en Colombia (2-2 en el global) y se jugará su lugar en fase de grupos ante el ganador del cruce entre la Talleres y San Pablo.