(De la redacción de DOBLE AMARILLA) La goleada de Colón ante Deportivo Municipal en Lima dejó eufóricos a los hinchas del Sabalero que llegaron a la capital peruana. En su salida del estadio Nacional sus cánticos y gritos obligaron a suspender por unos minutos la conferencia de un Pablo Lavallén exultante que se tomó ese momento de forma risueña.

 

Archivo Sabalero on Twitter

“Cada partido es un nuevo inicio y este resultado nos va a generar tranquilidad y paz para trabajar. Ojalá sea el inicio de muchas victorias”, dijo el técnico que reemplazó al uruguayo Julio Comesaña.

“No me canso de explicarles a todos ustedes los problemas que tuvimos para entrenar. No lo hicimos antes de Aldosivi ni tampoco ahora. Llevamos apenas dos entrenamientos, charlamos mucho con los jugadores y somos conscientes de que tenemos una prueba importante el sábado y lo que importa es tener un orden y solidez” agregó el flamante DT.

“En Santa Fe, el equipo se siente cómodo y es fuerte. Es una tentación repetir el equipo que jugó hoy, para recibir a San Lorenzo, pero veremos cómo se desenvuelven estas horas. No sé si alguno de los que se quedaron en Santa Fe podrá jugar, lo veo muy difícil”, completó.