Juan Cruz Real, director técnico de América de Cali de Colombia, habló con Doble Amarilla y se refirió a la realidad del equipo de cara a sus próximos compromisos. Además, mencionó su sueño de dirigir a Independiente en el futuro y las posibilidades reales que tuvo de llegar a Godoy Cruz tras la salida de Diego Dabove.

Con respecto a América de Cali, fue claro: "Hemos llegado a la última fecha con chances de seguir en la Libertadores y con otras más firmes de clasificar a Sudamericana, lo tomaremos con seriedad", aseveró. Y agregó: "El objetivo, como en todo club grande, es llegar a lo máximo".

 

- DOBLE AMARILLA: ¿Cómo está actualmente el fútbol colombiano con el parate?

- JUAN CRUZ REAL: El fútbol colombiano hoy es una liga competitivo, muy pareja y obviamente que con el parate largo de a poco todos los equipos empiezan a agarrar ritmo. Imaginate que esta va a ser la tercera fecha que vamos a jugar post pandemia. En el caso nuestro, llevamos jugados cinco partidos más por la competencia internacional. Se van reacomodando todos los equipos y va a costar algunos partidos para ver los jugadores como estány que mejoren la forma, pero obviamente que los partidos que vemos son competitivos y exigentes.

- DA: ¿Cuál es el objetivo con el América en la liga?

- JCR: El objetivo de América como todo club grande es llegar a lo máximo. Por este sistema de campeonato, el primer objetivo es clasificar al octogonal final y a partir de ahí buscar acceder al máximo objetivo. El campeonato es difícil, complicado y complejo, por ejemplo por la geografía, porque hay calor y quizás pasas a la altura. Pero por lo que es el club y su historia está obligado a llegar a las instancias finales del torneo siempre.

- DA; ¿Cómo preparan el partido decisivo de la Libertadores?

- JCR: Ese partido será el 22/10 y en el medio tenemos cinco de liga, por lo que habrá tiempo para pensar en eso. Pero lo bueno es que llegaremos con más rodaje, porque a estos llegamos con solamente dos partidos antes del Inter. Eso fue un gran ventaja porque ellos llevaban 20 jugados, con Católica también porque ellos llevaban mas disputados. Hemos llegado a la última fecha con chances de seguir en la Libertadores y con otras mas firmes de clasificar a Sudamericana, así que lo tomaremos con seriedad. Pero en el medio tenemos estos partidos que te digo que son sumamente importante para nosotros.

- DA: ¿Cómo fue su historia y su carrera como DT para quien no sabe? 

- JCR: A los 28 años, me retiro del fútbol por una lesión en el tendón de Aquiles. Ahí tengo una oferta para jugar en Norteamérica al fútbol e intento jugar de nuevo. Los primeros dos años lo hice esporádicamente y, en 2005/2006, me di cuenta que por mis dolores ya no podía hacerlo. Entonces empecé a trabajar en el fútbol formativo y, entre Canadá y EEUU, lo hice diez años. En Canadá, llegué a trabajar en las formativas juveniles nacionales y en 2014/2015 trabajé en un centro de alto rendimiento de de EEUU con juveniles. Desde allí, ya empecé en el fútbol profesional, mi primera experiencia fue en Costa Rica, en Primera División. En 2016, fui el primer asistente de Cristian Diaz en Olimpo de Bahia Blanca y después pase a dirigir Estudiantes de Mérida. Paso a Alianza Petrolera en Colombia y, a finales de 2018, tomo Jaguares de Córdoba. En Julio de 2020, me contrata América de Cali.

- DA: ¿Qué técnicos de los que ha tenido lo han marcado o dejado cosas?

- JCR: He tenido muy buenos entrenadores y de todos uno aprende cosas. Desde Miguel Ángel López que me hace debutar en Primera pasando por Humberto Grondona, Gregorio Pérez, César Luis Menotti, Ricardo Gareca y Jorge Luis Pinto. Fueron un montón y muchos me dejaron cosas. Tuve la suerte de tener a todos esos y de todos he aprendido un poco.

- DA: ¿Es muy difícil entrar en el mercado argentino?

- JCR: No lo sé, algún día me gustaría dirigir en mi país porque estuve sólo como ayudante de campo. Primero porque es mi país y segundo porque me gusta el fútbol argentino. Pero si voy más directo al sueño que tengo como entrenador, más adelante obviamente, sería dirigir Independiente, que es el club donde hice inferiores, me tocó debutar y soy hincha. Pero bueno, uno tiene que trabajar y progresar todo el tiempo. Ahora llegué a un club grande en Colombia y esto es una muy buena experiencia también para todo lo que viene.

- DA: ¿Por qué cree que cada vez más técnicos argentinos buscan probar suerte afuera?

- JCR: Puede haber varias cosas, en mi caso personal fue más por una posibilidad laboral como jugador. Después terminé decidiendo ser entrenador, pero no busqué dirigir afuera. En los 14 años que llevo dirigiendo, uno solo fue en Argentina. Mi experiencia la hice toda afuera de mi país, también creo que el entrenador argentino es muy valorado en el exterior por su preparación y su mentalidad. En la medida de que los que estemos afuera podamos hacer las cosas bien, abriremos puertas para otros colegas, sin dudas.

- DA: ¿Se considera un trotamundos en esto de buscar poder llegar a dirigir en Argentina?

- JCR: No me considero un trotamundos, pero por mi esencia y mi personalidad soy muy adaptable a lo que me toca. Repito que los últimos años me tocó adaptarme tanto en lo familiar como en lo laboral a estar afuera de Argentina y desde ese lugar he tratado de abrirme camino con esfuerzo y dedicación. No es fácil ser extranjero y adaptarse a otras culturas, otras idiosincracias, otras costumbres y demás. Con mucha preparación e intentando estar cada vez más listo, pude demostrar que puedo estar adelante de un proyecto importante como América de Cali. Eso te pone a la altura de demostrar que podés estar capacitado para dirigir en un fútbol muy competitivo como es el argentino, así que no me considero un trotamundos. Pero es la actualidad que me toca y le agradezco a Dios por llegar al lugar donde estoy ahora. Seguro algún día llegaré al fútbol de mi país.

- DA: Para quien no lo conoce, ¿qué estilo de juego practica?

- JCR: Yo siempre he intentado en cualquier equipo tener el control del juego, tratar de permanentemente buscar atacar y crear opciones de gol. Recuperar rápido la pelota y atacar con volumen de gente, la asociación, recepción y el pase es clave para quebrar las lineas rivales para mi. Más allá de lo que uno piense, los equipos se tienen que preparar para hacer las cosas que uno menos quiere hacer en un partido, pero hay que hacerlas, como detener en un bloque bajo. Pero a mi me gusta que esa situación de juego sea circunstancial. En lo general, me gustan los equipos que intentan llevar el peso del partido y que, por medio de ese dominio territorial y en campo rival, desestabilizan al contrario y lo quiebran en su estructura defensiva para atacar. Cuando toca jugar con equipos que plantean lo mismo, enfrentarlos y ver de tratar de sostener la misma idea.

- DA: ¿Qué tan cerca estuvo de llegar a Godoy Cruz realmente post salida de Dabove?

- JCR: Tuve algunos comentarios que me llegaron, pero nunca hablé con el presidente del club. Me dijeron que estaba en una terna que al final nunca se concretó, pero ya que me hayan nombrado y haber estado en consideración de alguien del club para mi ya fue importante. Significa que estaban al tanto del trabajo que venimos realizando, fue importante. Dirigir Copa Libertadores no es fácil y hemos competido muy bien con rivales muy importantes, eso me hace vivir experiencias que me hacen crecer mucho y teniendo la posibilidad de llegar a dirigir a nivel internacional.