(Desde la redacción de DOBLE AMARILLA) En las últimas horas, se filtró otro documento que compromete aún más al Santos. En el 2017 consultó a la Conmebol por las sanciones de tres jugadores sin guiarse en el Comet. Independiente tiene todo a su favor para el fallo que se dará a conocer el fin de semana. 

El conjunto brasileño, quien argumentó desconocer que el sistema Comet (software de registro de jugadores) no era vinculante para reconocer sanciones, quedó comprometido a raíz del documento que apareció en el día de la fecha. ¿Por qué? Hace un año, el Peixe le había solicitado a la Conmebol que verifique si existían sanciones pendientes sobre tres futbolistas (Wanderson Martins, Emiliano Vecchio y Alison), dándole como referencia al ente sudamericano el número de registro de Comet. 

Como se puede observar en el documento, el pedido del Santos a la Conmebol es de julio de 2017, que tiene el sello y firma de la presidencia, y es previo a iniciar su competencia en la Copa Libertadores de ese mismo año. Esto indica que el club no desconocía las posibles fisuras que podía tener el sistema digital para informar suspensiones anteriores. 

 

 

En el caso de Carlos Sánchez, la pregunta es ¿Por qué el Santos no verificó con el ente sudamericano si la sanción ya estaba cumplida? ya que el jugador estaba sancionado desde el 2015,  cuando pertenecía a River,  por un manotazo a un alcanzapelotas de Huracán en las semis de la Sudamericana, y que la Conmebol lo había castigado con tres fechas.