(De la redacción de DOBLE AMARILLA) De la felicidad del triunfo por 2-0 ante Cruzeiro por la ida de los cuartos de final de la Copa Libertadores, el Mundo Boca quedó inmerso en la preocupación de la madrugada con la confirmación de la fractura de maxilar inferior de Esteban Andrada que lo deja sin acción por los próximos decisivos dos meses.

Luego del espectacular choque con Dedé, que derivó en su polémica expulsión, el arquero continuó en el partido y lo terminó pero tuvo que retirarse de la Bombonera en ambulancia y fue trasladado hasta el hospital Trinidad de Mitre, donde se le hicieron varios estudios y se confirmó el diagnóstico: fractura del maxilar inferior.

 

FOX Sports Argentina on Twitter

 

La acción del golpe fue a los 25 minutos cuando Dedé fue a buscar un centro de Egidio y cabeceó la cara del ex arquero de Lanús que quedó tendido en el campo de juego y con cortes y sangre en su boca. Luego de la atención se recuperó y continuó el partido, es más sobre el final sacó por arriba del travesaño un tiro libre violento y envenenado del propio Egidio.

Esta lesión llega en el mejor momento del arquero que había teniddo cuatro partidos con buenas actuaciones que le habían valido quedarse con el controversial puesto de los últimos años en Boca y hasta le iba a permitir llegar a la selección conducida por Lionel Scaloni para la gira por Arabia de octubre.

Sin embargo, en este panorama Boca no sólo se pierde al arquero para el Superclásico del próximo domingo sino que también no lo tendrá para los próximos y decisivos dos meses donde el equipo de Guillermo se juega sus posibilidades en los tres frentes: la mencionada Copa Libertadores, la Superliga y la Copa Argentina.

El parte médico de Boca

Este jueves le realizará otros estudios y es probable que en el corto plazo deba ser intervenido quirúrgicamente y luego del reposo lllegará la rehabilitación para pensar en volver a las canchas.