(De la Redacción de DOBLE AMARILLA) Alejandro Domínguez, presidente de la Conmebol, habló con La Oral Deportiva y expresó su deseo de que la final de la Copa Libertadores se juegue en Sudamérica. No obstante, indicó: "Hay que ver cómo evoluciona el virus".

"El virus es un enemigo que no conocemos y ataca de diferentes maneras, tenemos que tener confianza porque lo venimos estudiando en todo el mundo y Conmebol tiene un equipo que estudia de acuerdo a las políticas que se tomaron en cada país", indicó.

Por otra parte, indicó que se trabaja para que vuelvan y terminen tanto la Libertadores como la Copa Sudamericana y, además, para iniciar las Eliminatorias para el Mundial de Qatar 2022, "volviendo a la vida normal, pero siempre respetando el ciclo de los virus".

"No hay apuro para retomar la competición y si se tiene que jugar el 30/12 se jugará y en enero también. El calendario será flexible y lo primordial siempre será la salud. No tengo fechas tentativas, claro que me gustaría, pero sabemos que el virus está en plena evolución y sabemos que este mes, julio y agosto será muy difícil. Esperamos que con los protocolos, podamos retomar los últimos meses", decretó.

Por último, volvió a poner en duda la disputa de la final única de la Libertadores en el Maracaná: "Es todo un tema, hay que evaluar como sigue el virus y su evolución. Nuestro deseo sigue siendo el mismo pero estamos atados a eso", sentenció.