(De la Redacción de DOBLE AMARILLA) La Confederación Sudamericana de Fútbol revisará la designación de Santiago como sede de la final de la Copa Libertadores del próximo 23 de noviembre.

En Chile se desató una grave crisis social por el aumento en las tarifas del trasnporte público realizado por Sebastián Piñera, presidente. Esto repercutió negativamente y varios movimientos comenzaron a manifestarse en las calles de la capital del país y generó que se decrete el toque de queda durante la madrugada de hoy.

En diálogo con El Mercurio de Chile, Gonzalo Belloso, secretario adjunto de la Conmebol, aseguró: "Es muy inquietante lo que pasa, por lo que este lunes analizaremos la situación". Además, comentó que en una reunión, hablarán sobre la posibilidad del cambio de estadio.

Por su parte, Sebastián Moreno, presidente de la ANFP, le dijo al mismo medio que "la final de la Copa Libertadores es el 23 de noviembre y debemos ver cómo aseguramos la realización de este espectáculo".

 

Comunicado oficial de la CONMEBOL:

CONMEBOL se encuentra evaluando y analizando junto a las autoridades locales los acontecimientos registrados en las últimas horas en Chile, y cómo ellos podrían afectar a la Final Única de CONMEBOL Libertadores programada para el próximo 23 de noviembre en Santiago de Chile.
 
CONMEBOL reafirma su compromiso de disputar la Final Única en la fecha, lugar y hora acordados inicialmente.
 
El análisis se continuará realizando y se tomará en cuenta  la seguridad de los clubes, jugadores, hinchadas y medios de comunicación acreditados, para que el único protagonista sea el fútbol sudamericano,  encuentro en el que se coronará al nuevo campeón continental.