(De la Redacción de DOBLE AMARILLA) Daniele De Rossi vivió su debut y se llevó un sabor agridulce. En lo personal, casi inmejorable: Gol a los 28', ovación de la hinchada, barridas con su sello -incluso una que le costó la amarilla- y una gran performance como "5" sólo. 

Lo dijo Alfaro: estaba para jugar 60', pero el romano terminó estirando su permanencia en cancha hasta pasados los 30' del complemento. En la tribuna, los comentarios eran alentadores: "Está entero", "Qué crack" y lo que pasó cuando él dejó la cancha lo refrendó.

 

De Rossi y el debut soñado en Boca: gol y ovación

 

Con la salida de Daniele, el medio de Boca se pinchó: Almagro llegó al empate y forzó los penales. Ya desde afuera, bien abrigado, De Rossi vio como sus compañeros erraron tres penales seguidos y sentenciaron la eliminación Xeneize.