(Desde la redacción de DOBLE AMARILLA) El clásico rosarino por Copa Argentina todavía no tiene definición dónde y cuándo se jugará. Tampoco si será con público o a puertas cerradas. Ante tanta incertidumbre, desde México, Nahuel Guzmán, ex arquero de Newell´s, tiró una propuesta en sus redes sociales para que los organizadores la tengan en cuenta.

En su Twitter, el Patón dijo que se debe jugar “en una cancha neutral y en paz”, por eso propuso hacerlo en el humilde barrio Triangulo, en Rosario, tal como lo hicieron amistosamente jugadores canallas y leprosos en el año 2013, previo al partido que iban a disputar ambos equipos luego de tres años sin enfrentamientos porque el club de Arroyito pertenecía a la segunda categoría del fútbol argentino. 

Dicho encuentro se disputó con público de ambos clubes, en cancha de tierra y no hubo ningún inconveniente, lo que generó un espacio de armonía entre las instituciones.