(Desde Moscú, Rusia) La presentación de la Casa Conmebol inició la cuenta regresiva para la Copa América 2019, la última que se disputará en años impares ¿y exclusivamente con equipos de Conmebol? Luego de ratificar sólo doce participantes con los diez habituales sudamericanos más Qatar y Japón, el siguiente paso fue confirmar las sedes del certamen,

 

Con la experiencia mundialista de 2014 ya cinco ciudades se garantizaron este privilegio, que son el estadio Maracaná de Río de Janeiro, el Arena Corinthians  y el Allianz Parque (no el Morumbí) de San Pablo, el Beira Río de Porto Alegre, el Mineirao de Belo Horizonte y el Fonte Nova de Salvador de Bahía. Cabe aclarar que el Allianz Parque es el nuevo estadio del Palmeiras, el único de los elegidos para 2019 que no fue escenario en 2014. 

 

El torneo, previsto en una primera instancia para 16 selecciones con seis invitadas, tenía proyectada seis sedes para cuatro grupos de cuatro equipos cada una, pero al reducirse a 12 los conjuntos intervinientes por una cuestión de costos y operativa Conmebol decidió reducir a cinco las sedes.

 

Sin embargo, la actual conducción de la CBF con una disputa por el poder y el control del fútbol local tras la corrida del ex presidente Marco Polo del Nero necesita asignar una sede más para la Copa América del año próximo y así se lo hizo saber a la Conmebol.

 

Todavía en estudio y sin una definición, lo cierto es que para esta potencial sexta plaza hay dos aspirantes: el estadio Ceará de Fortaleza y el Mané Garrincha de Brasilia.

 

La Copa América Brasil 2019, que se disputará del 14 de junio al 7 de julio del año próximo, será la última edición de este torneo en años impares ya que en 2020 con la reedición de una nueva Copa América junto a Concacaf (reeditando la Centenario de 2016) el certamen se acomodará cada cuatro años a los pares no mundialistas.